El Comercio

Encuentran muerto a un senderista desaparecido el jueves en Somiedo

  • El hombre, de 51 años, se desorientó mientras hacía una ruta por los Lagos de Saliencia y perdió el contacto con los servicios de emergencia

Los servicios de emergencia encontraron a primera hora de la mañana de ayer en Somiedo el cadáver de un turista valenciano, Ramón A. L. de 51 años, que había desaparecido el jueves tras salir a hacer una ruta senderista por el entorno de los Lagos de Saliencia. Él mismo había realizado una llamada al 112 Asturias, en torno a las dos de la tarde, avisando de que se había desorientado.

La comunicación se interrumpió y los servicios de emergencia pusieron entonces en marcha un dispositivo de búsqueda en el que participaron, durante toda la tarde y la noche, miembros de la Guardia Civil, del Grupo de Rescate e Intervención de Montaña (GREIM) de Mieres y guardas de Medio Natural de Somiedo, apoyados por la unidad canina. No fue posible, en cambio, utilizar el helicóptero por la densa niebla que había en la zona y que pudo ser, además, el motivo por el que se desorientó.

La búsqueda se centró en el entorno de los Lagos de Saliencia, hacia donde se creía que había salido de excursión desde el establecimiento hostelero en el que se alojaba, en Valle del Lago. En esa zona fue encontrado el cuerpo sobre las once de la mañana de ayer. En torno a las doce y media del mediodía, se procedía al levantamiento del cadáver y su posterior traslado, en helicóptero, al Instituto Anatómico Forense en Oviedo.

El hombre, del que los vecinos aseguraron que no era un montañero profesional y que no vestía ni calzaba adecuadamente para realizar una ruta de montaña, llevaba varias semanas por la zona. De hecho, se sabe que antes de hospedarse en Valle del Lago, estuvo al menos una semana en un hotel de la capital del concejo, en Pola de Somiedo. Anteriormente, también había pasado unos días en el vecino concejo de Belmonte de Miranda.