El Comercio

Los abusos sexuales aumentan un 17%, pero desciende el número de detenidos

  • En 2015 fueron imputadas por delitos de esta naturaleza 87 personas, seis de ellas por violaciones, la mitad que en 2014

Los delitos contra la libertad sexual aumentaron un 17,6% en Asturias en 2015 respecto al año anterior. De 125 infracciones penales de esta naturaleza cometidas en la comunidad autónoma se pasó a 147, tal y como recoge el último anuario estadístico del Ministerio del Interior. Asimismo, 43 casos quedaron sin esclarecer. Aunque el número de hechos conocidos creció, lo cierto es que el número de detenidos e imputados descendió. En concreto, fueron 87 las personas que tuvieron que comparecer ante los tribunales asturianos por estos hechos, cuatro menos que en 2014.

Dentro de este capítulo, los delitos relacionados con la pornografía infantil se incrementaron casi un 43%, aunque las cifras se mantienen bajas: de siete a diez en el cómputo interanual. La corrupción de menores o incapacitados se mantiene casi igual, ya que se contabilizaron siete casos de este tipo, uno menos que el año anterior. Respecto a las agresiones sexuales con penetración, fueron ocho las que tuvieron lugar en Asturias durante 2015, con lo que bajan de las trece ocurridas en el ejercicio previo. Por estas violaciones se imputó a seis personas, la mitad que en 2014. El resto de delitos contra la libertad sexual (acoso, exhibicionismo, explotación...) aumentó de forma notable. En concreto, casi un 26%, ya que subieron de 97 a 122. Estos casos se saldaron con 74 detenciones.

Maltrato doméstico

Pero los delitos que más crecieron en Asturias, según los datos recopilados por Interior, fueron aquellos que atentan contra la libertad de los individuos. Esta denominación engloba a los secuestros, las detenciones ilegales, las coacciones y las amenazas, entre otros. 1.155 hechos de este clase tuvieron lugar el año pasado en el Principado, lo que supone un incremento de casi el 134% respecto al anterior, cuando se produjeron 494.

Los malos tratos habituales en el ámbito familiar, que se encuadran en este capítulo, supusieron 128 de los hechos investigados, un 13,3% más que en 2014. En cuanto a los detenidos e imputados, éstos ascendieron a 663, cifra que se traduce en una subida de algo más del 53%.

Por otro lado, las infracciones relativas a las relaciones familiares -sustracción de menores, impago de pensiones, abandono de familia, matrimonios ilegales, utilización de menores o discapacitados en la mendicidad...- también aumentaron. Fueron 149 los delitos registrados en 2015, doce más en términos interanuales. Lo que apenas varió fue el número de detenidos: 44, tres más.

Una tendencia contraria siguieron las infracciones penales contra las personas, entre los que se encuentran los que comúnmente se conocen como delitos de sangre. Bajaron cerca de un 22%, ya que, el año pasado, Justicia tuvo conocimiento de 4.238 hechos de esta naturaleza, 1.191 menos. Los homicidios dolosos y asesinatos sumaron 18, cuatro de ellos consumados. En 2014, habían sido 27, de los cuales siete fueron finalmente perpetrados. Por su parte, las lesiones se redujeron en 16 casos, al quedarse en 1.935.

La violencia doméstica también cayó ligeramente -poco más de un 3%- y se situó en 1.175 casos. El resto de delitos contra las personas que tuvieron lugar el año pasado en Asturias -1.110 hechos conocidos- descendieron un 50,4%. También disminuyeron los detenidos e investigados por incumplimientos de este apartado del Código Penal. Fueron 2.244 los infractores, un 11,7% menos.

Robos y estafas

En lo que se refiere a los delitos contra el patrimonio, también experimentaron una bajada en el conjunto de la región, aunque no muy pronunciada. Solo un 3% se redujeron estos quebrantamientos de la ley, entre los que se incluyen robos, hurtos, estafas, blanqueo de capitales y delitos contra la propiedad intelectual e industrial, entre otros. No obstante, los robos con fuerza en domicilios y establecimientos sí aumentaron: un 2,7% y un 5,9%, respectivamente. Más aún lo hicieron las estafas: un 20,3%.

En global, sumaron 18.946 casos, por los que fueron arrestadas e investigadas 2.637 personas, es decir, 868 menos que en el ejercicio anterior. Un dato destacable es que solo 4.832 hechos de los que tuvieron conocimiento las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado fueron esclarecidos. Asimismo, las infracciones que afectan a la seguridad colectiva, epígrafe en el que figuran el tráfico de drogas y los delitos contra la seguridad vial, también experimentaron una merma. Del 15,85%, en concreto. Los casos de este tipo sumaron 1.111, por los que se arrestó a 1.136 personas.