El Comercio

Detenido tras atropellar a un hombre en Ribera de Arriba y darse a la fuga

Detenido tras atropellar a un hombre en Ribera de Arriba y darse a la fuga
  • El conductor, de 36 años, abandonó el coche en la AS-322 y huyó por una zona escarpada. La Guardia Civil lo encontró a orillas del río Nalón

Un varón de treinta y seis años fue detenido ayer por agentes de la Guardia Civil tras atropellar a un hombre en Vegalencia (Ribera de Arriba) y darse a la fuga. Los hechos ocurrieron a las 11.45 horas. El joven, que conducía un Seat León de color rojo, arrolló a un peatón de 63 años en un paso de cebra de dicha localidad causándole lesiones graves.

De manera inmediata se puso en marcha un dispositivo para tratar de localizar al conductor en el que participaron efectivos de la Guardia Civil y patrullas de Seguridad Ciudadana. El vehículo apareció en torno a las 12.30 horas, en la carretera AS-322, en un lugar intermedio entre Soto de Ribera y Palomar. El joven había abandonado el coche y se había fugado a pie por una zona escarpada. En su localización colaboraron también efectivos del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) de Mieres y el helicóptero de la Guardia Civil.

Tras media hora de exhaustiva búsqueda, las patrullas de Seguridad Ciudadana dieron con él en la margen del río Nalón. El joven fue detenido y trasladado a las dependencias de la Benemérita en Oviedo.

Fracturas y lesiones internas

Mientras se peinaba la zona en busca del autor del atropello, el peatón era atendido por los sanitarios en el lugar del accidente. La víctima presentaba lesiones de consideración por lo que fue trasladado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Allí, y a la vista de las fracturas, las lesiones internas y el traumatismo cranoencefálico que presentaba, fue ingresado en la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI), donde los facultativos permanecen pendientes de su evolución.

La Guardia Civil de Tráfico se encargó de instruir las diligencias del suceso para esclarecer lo ocurrido en Ribera de Arriba. Por el momento no ha trascendido si el detenido se encontraba en plenitud de facultades para conducir el vehículo o si lo hacía bajo los efectos de alguna droga o el alcohol. El punto donde ocurrió el atropello es un paso de cebra elevado, debidamente indicado tanto con señalización vertical como horizontal, por lo que lo frecuente es que ahí los conductores circulen con precaución y moderen la velocidad.