El Comercio

La Policía y la Guardia Civil investigaron 22 casos de odio

  • Se trató de infracciones relacionadas con la discriminación por razón de sexo y creencias religiosas y por racismo y xenofobia

En Asturias, se produjeron 22 delitos relacionadas con el discurso del odio el año pasado, de los que se esclarecieron catorce. La mayoría de ellos, según aparece en el último anuario estadístico del Ministerio del Interior, correspondieron a infracciones por razones de ideología. Es decir, ataques de diferente índole a una persona por profesar determinadas ideas. También se registraron cinco delitos por racismo y xenofobia hacia ciudadanos de otras razas y países, así como otros cuatro de los que fueron víctimas personas con discapacidad.

Asimismo, se registraron dos quebrantamientos del Código Penal por atentar contra un individuo por sus creencias o prácticas religiosas. El sexo o género y la orientación sexual de una persona también fue la causa de dos hechos ocurridos en 2015 y de los que tuvieron conocimiento las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, uno por cada cuestión.

En el balance efectuado por Interior, también figura un hecho por aporofobia. Con este nombre se conoce al odio hacia las personas sin recursos cuando se manifiesta en forma de agresiones o vejaciones. En el conjunto del país tuvieron lugar 17 delitos por aporofobia. La comunidad con más casos fue Cataluña, con cuatro. En Aragón, Castilla y León y la Comunidad Valenciana ocurrieron dos sucesos de este tipo. Mientras que en Cantabria, Baleares, Galicia, Madrid, Murcia y País Vasco se contabilizó un hecho similar en cada comunidad. En el cómputo global, en España hubo 1.328 casos relacionados con el discurso del odio durante el año pasado.