El Comercio

«La pieza clave para desestacionalizar el turismo es contar con profesionales»

Covadonga Vigil y Pablo López, durante la entrevista en la sede de EL COMERCIO.
Covadonga Vigil y Pablo López, durante la entrevista en la sede de EL COMERCIO. / AURELIO FLÓREZ
  • Covadonga Vigil y Pablo López, Decana de la Facultad de Turismo y director de HUNI Hotel School

  • «La carencia de personal cualificado es evidente. Por parte de las empresas hay unas necesidades espectaculares»

La patronal turística asturiana, Otea, certificó hace unos días que el de 2016 había sido un «buen verano». Pese al balance satisfactorio, los portavoces del colectivo pusieron sobre la mesa la necesidad de contar con más recursos humanos cualificados en este sector. Precisamente, Covadonga Vigil y Pablo López se encargan de formar a los profesionales desde sus puestos de decana de la Facultad de Turismo y director de HUNI Hotel School, respectivamente.

¿Cuál es la oferta de la Facultad de Turismo para este curso?

Vigil: En la facultad, tenemos varios productos. El grado en turismo, que ya está la matriculada concluida. Y como producto innovador en Asturias, el título propio de grado en Administración y Gestión Hotelera, del que sería el segundo año. Por otro lado, tenemos también un máster en Dirección y Gestión Hotelera, que está pensado bien para personas que terminan el grado en Turismo y quieren especializarse en la dirección hotelera o bien para personas de otras titulaciones que ven, como vemos todos, que el sector turístico es el que ofrece mayor nivel de contratación y con mejores condiciones, en España y fuera. Por otro lado, están los ciclos formativos.

¿Cuál es el balance del máster que se imparte en HUNI Hotel School?

Vigil: La incorporación del hotel-escuela en Llanes fue el año pasado y la verdad es que el máster está teniendo muy buenos resultados de inserción. También es cierto que nunca buscamos un número de alumnos elevado porque estos productos no pueden tenerlo. Contamos con quince alumnos como máximo. No lo abrimos a más estudiantes porque no tiene sentido.

López: Penalizarías la calidad de la formación.

¿Y del grado en Administración y Gestión Hotelera?

Vigil: Tanto en el caso del máster como del título propio, estamos hablando de la simbiosis entre Universidad y empresa. Ambos son el claro ejemplo de la colaboración formativa del mundo empresarial y académico. El título propio está empezando su recorrido porque va por la segunda edición. Pero sí creo que es un título que va a posicionar a Asturias en el panorama de la formación turística a niveles muy altos. Esto lógicamente, a la vez, le está pasando al máster, que tiene un carácter semipresencial. Las sesiones presenciales están desarrolladas, no por académicos, sino por directivos de diferentes áreas del sector de la hotelería. En el caso del título propio, la base fuerte es el aprender haciendo, la formación en producción.

López: El alumno está adquiriendo conocimientos en una explotación hotelera real. Y eso es el elemento diferenciador en la formación de este tipo.

¿Cuáles son las expectativas para el curso que comienza?

Vigil: Son totales, en el sentido de que contar con una malla curricular nutrida por la escuela es un seguro de éxito, ya que los alumnos están formándose realmente en lo que van a necesitar. Es el momento para este desarrollo de formación en un momento en el que, por un lado, el sector empresarial está demandando profesionales y, por otro, los turistas cada vez demandan más profesionalidad.

López: Y, como tercer punto, el tirón del sector turístico que estamos viviendo ahora mismo, con récord tras récord a todos los niveles. El turismo es actualmente de los sectores que más empleo está generando y va a generar en el futuro, a muy corto plazo.

¿Es necesario desestacionalizar el turismo en Asturias?

Vigil: Muchas veces, cuando se habla de la desestacionalización se hace alusión a la creación de producto, algo con lo que estoy de acuerdo, o de que tenemos que tener conexiones de todo tipo de comunicación, que también estoy de acuerdo. Pero se nos olvida la pieza clave de toda desestacionalización: contar con profesionales del sector turístico. Ellos serán capaces de diseñar planes de marketing, desarrollo de producto... que es lo que, en gran parte, va a lograr esa desestacionalización. El turismo no se desestacionaliza si no hay profesionales capaces de hacerlo.

Otea aseguraba hace pocos días que hay problemas para encontrar profesionales cualificados en la comunidad. ¿Lo creen así?

Vigil: Lo bueno y lo malo es que no es un problema de Asturias. Faltan profesionales en el sector, es cierto. Puedo decir que muchos de nuestros alumnos están trabajando, con lo que, si les llamas, no van a estar. Hay que hacer un esfuerzo entre todos: la Administración, por adaptar las necesidades formativas y la Facultad de Turismo de Oviedo, por diseñar la formación que el sector está demandando. Por otro lado, el sector empresarial tiene que darse cuenta de que necesita de esos profesionales formados y, por supuesto, tiene que darles tiempo para esa formación.

López: La carencia de personal cualificado es evidente. Hay unas necesidades, por parte de las empresas, espectaculares. De lo que estamos seguros es de la empleabilidad de gente bien formada en el sector turístico, está garantizada.

Rentabilidad

¿Qué tipos de puestos son más difíciles de cubrir?

Vigil: Son varios. Por ejemplo, una persona que no solo sea capaz de cocinar, sino también de gestionar los temas de cocina. Necesitamos también que las personas hablen diferentes idiomas. Si queremos abrirnos al mundo, necesitamos esto. Ya no vale que cualquier persona pueda desarrollar una labor en el sector turístico. Hablamos de la cualificación no solo en niveles altos, sino que la necesitamos en otros que no son tan técnicos. Estamos hablando de cualificación y de empleabilidad a todos los niveles. Es cierto que hay que formar camareros, pero también guías e informadores turísticos, por ejemplo.

López: Mandos intermedios de todo tipo. Si nos referimos específicamente al sector hotelero: jefes de recepción, recepcionistas avanzados... Muchas veces desvirtuamos y desprofesionalizamos estos puestos. Es el problema en el que muchas veces caemos porque no tenemos acceso a personal cualificado.

Parece que la rentabilidad no acompaña a las buenas cifras de visitantes de este verano.

Vigil: Los umbrales de rentabilidad habían bajado y este año han subido un poco. No se ha llegado todavía a rentabilidades que había y que, probablemente, sean las necesarias, pero creo que estamos en una buena senda. Si seguimos colaborando Administración, sector y la parte académica, creo que podemos ir logrando una mejora cada vez mayor.

López: Todo es fruto de la profesionalización del sector. El umbral de rentabilidad depende, de manera directa, de la buena gestión de la industria turística. Todo esto depende de que haya buenos profesionales tirando del carro, que es lo que redunda en la calidad del sector y en la buena gestión.