El Comercio

Las adolescentes son las principales víctimas del ciberacoso escolar

  • El fenómeno ya representa más de una cuarta parte del total de casos y afecta sobre todo a chicas de entre 12 y 16 años

La popularización de las nuevas tecnologías ha abierto nuevos caminos al acoso escolar. Según un estudio elaborado por la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña, el primero de estas características en España, el fenómeno ya representa más de una cuarta parte del total de casos y afecta sobre todo a chicas de entre 12 y 16 años.

El informe, elaborado con los datos recogidos por las denuncias al Teléfono de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo durante los últimos tres años, revela que un 70% de los casos de ciberacoso escolar los padecen chicas. «Es un dato sorprendente, porque en otros tipos de acoso están repartidos casi igual entre chicas y chicos, con una incidencia algo mayor entre estos últimos», indicó Benjamín Ballesteros, de la Fundación ANAR. Se explica porque aunque los acosadores suelen atacar a otros chicos y las acosadoras a otras chicas, en los grupos mixtos son ellas las víctimas más habituales.

El acoso escolar a través de las nuevas tecnologías empieza en el mismo momento en que los jóvenes empiezan a disponer de sus propios dispositivos conectados a internet. Más que en las redes sociales, casi todos los casos -al menos cuatro de cada cinco- se producen en los 'chats' individuales o grupales de la aplicación de mensajería Whatsapp.

La víctima tipo del ciberacoso escolar es una adolescente de 14 años, de nacionalidad española, de una familia corriente -no disfuncional- y que saca buenas notas. Sufre esta situación durante al menos nueve meses antes de decírselo a un adulto.