El Comercio

'Emilio', el mejor toro frisón del mundo

vídeo

El concejal gijonés Manuel Arrieta; la consejera María Jesús Álvarez; José Emilio García Suárez, presidente de Ascol, e Ibo Álvarez, director general de Ganadería, junto a 'Emilio', el mejor semental del mundo según el baremo estadounidense. / PURIFICACIÓN CITOULA

  • Otro animal de la cooperativa asturiana, 'Sillian', alcanzó el puesto 17 de calidad

  • Propiedad de Ascol, tiene un año y ha alcanzado los máximos estándares morfológicos fijados por Estados Unidos

La Cooperativa Asturiana de Control Lechero (Ascol) cuenta en sus instalaciones de Cenero (Gijón) con el mejor toro del mundo de raza frisona según los estándares morfológicos marcados en los Estados Unidos. Se trata de 'Emilio', un ejemplar de un año de edad, nacido en Alsacia (Francia) y que es producto de la selección genética que Ascol viene realizando desde hace unos 30 años, ya que la madre del animal fue inseminada artificialmente con material genético de otro ejemplar que se encuentra en esos establos gijoneses, llamado 'Yorick', y que ya alcanzó el número uno en la lista canadiense de morfología. Otro ejemplar, 'Sillian', también se ha colocado entre los primeros lugares de calidad, en este caso de la lista de estándares canadienses.

Los encargados de presentar este hermoso animal fueron José Emilio García Suárez, presidente de Ascol, y el gerente de la cooperativa, Carlos Méndez Suárez, en un acto en el que, entre otros, estuvieron presentes la consejera de Desarrollo Rural y Recursos Autóctonos, María Jesús Álvarez, y el director general de Ganadería, Ibo Álvarez.

José Emilio García calificó el día de la presentación de 'Emilio' como una jornada «muy importante para todos los socios de la cooperativa, porque estamos viendo el fruto del trabajo de treinta años. Tenemos un toro que está en el número uno del mundo en las listas de toros con semen disponible», apuntó. Y es que recordó que el principal objetivo de Ascol es «la selección de los mejores toros para conseguir generaciones de vacas más eficientes, tanto en producción de leche como en duración de los animales». Pero fue el uso de las nuevas tecnologías de selección a través del genoma lo que dio como fruto un ejemplar como 'Emilio'.

Las características del toro fueron presentadas por el gerente de Ascol, Carlos Méndez, quien ofreció datos sobre la cooperativa. Cuenta con un millar de socios y 53.500 reproductoras de raza frisona y 320 de pardo alpina.

Para llegar a conseguir ejemplares como 'Emilio' y 'Sillian', Méndez indicó que la elección se hizo entre 150 y 300 machos de pocos meses en base a la información de su genoma. Entre 10 y 20 alcanzaron los valores para ser considerados potencialmente sementales y son sus muestras biológicas las que se envían a analizar a los Estados Unidos. «Nos encontramos con que un toro había dado unas cifras de calidad morfológica muy altas para los valores de España y en los Estados Unidos fue confirmado como el número uno de los terneros nacidos antes del 9 de septiembre de 2015». Además, Méndez remarcó que «lo que buscamos es producir barato, es una cuestión de funcionalidad, no ganar concursos». En esa misma lista, 'Sillian' alcanzó el puesto número 17.

«Eficiencia»

Carlos Méndez apuntó que «nuestro programa está basado en mejorar todas las características posibles que tienen que ver con la eficiencia económica, animales que sean equilibrados».

La calidad de los sementales para la venta de semen para inseminación artificial es fundamental. El año pasado Ascol vendió 278.605 dosis de raza frisona, el 43% de ellas para productores españoles. Las exportaciones se realizaron a países como Holanda, Turquía, México, Francia, Canadá, Alemania, Polonia, Portugal, Dinamarca y Estados Unidos, pero es un mercado que está creciendo pues «hoy mismo -por ayer- realizamos el primer envío a Perú».

La consejera María Jesús Álvarez se mostró muy «complacida» con los resultados que está obteniendo Ascol, no en vano recibe una aportación regional de 600.000 euros y la colaboración del Serida. La consejera apuntó que la cooperativa «desarrolla una labor vital para la ganadería asturiana de leche» y recordó que se trata de un sector en crisis, por lo que considera fundamental «apostar por la competitividad y por la selección genética para que nuestras ganaderías sean rentables». Álvarez se mostró convencida de que «Asturias puede seguir compitiendo en el mercado internacional de la leche».