El Comercio

Las poderosas razones de 'Emilio'

vídeo

Dos empleados de Ascol manejan a 'Emilio' en las instalaciones que la cooperativa tiene en Cenero. / PURIFICACIÓN CITOULA

  • El toro frisón número uno del mundo llegará a tener unas 5.000 hijas solo en Asturias

  • El primer año producirá cerca de 20.000 dosis de semen, que serán vendidas a los ganaderos a 27 euros cada una

Llegar a contar con el toro número uno del mundo según los estándares morfológicos de Estados Unidos no es producto de una casualidad, sino de un largo trabajo. De varios años realizando análisis genéticos y buscando los mejores ejemplares en innumerables ganaderías. Eso es lo que hizo la cooperativa Ascol. El resultado es un ejemplar excepcional, 'Emilio', nacido el 18 de mayo de 2015 en la ganadería Wilt, de Dachstein, en Alsacia (Francia). Pero, ¿cómo se llegó a este gran éxito de la ganadería asturiana? El gerente de Ascol, Carlos Méndez, cuenta las interioridades de todo el proceso.

Cómo se localiza a la madre

«La madre ya destacó de pequeña y fue campeona»

La red de comercialización con que cuenta Ascol fue fundamental. Méndez explica que tienen un acuerdo con una cooperativa de inseminación artificial del sur de Francia y son sus técnicos quienes conocen a los ganaderos y a las mejores familias de vacas del país. «Vimos que en una ganadería cercana a Colmar había una familia de vacas interesante. La abuela de 'Emilio' ya había quedado segunda en una exposición regional. Luego nació 'Emy', la madre de 'Emilio', y que era hija de un toro antiguo de nuestro centro. 'Emy' ya destacó desde pequeña y fue campeona del Bajo Rhin».

La inseminación

«Cuanta más descendencia, más probabilidades»

Una vez localizada la vaca, se procedió a la inseminación artificial. En realidad, se extrajeron varios embriones fertilizados a la madre y se implantaron en vacas nodrizas para que se desarrollaran. De esa forma, «conseguimos varios machos. Todos fueron sometidos al test genómico y de ahí surgió 'Emilio'. Cuanta más descendencia tengas hay más probabilidades de que se combinen los mejores genes de los padres», apunta Carlos Méndez. Casi recién nacido se hicieron los primeros análisis a 'Emilio' «y nos dio los resultados más altos que habíamos visto en España». De ahí, se enviaron muestras a Estados Unidos y Canadá, donde se confirmó a este ejemplar como el número uno del mundo en su clase.

Acuerdo con el ganadero francés

«Le compensa porque vende genética y otros toros»

El trabajo con la ganadería Wilt venía de lejos y ya se había acordado un precio por el mejor ejemplar. Los demás se quedan para el productor, que además tiene más ventajas. «Pasó de ser un ganadero desconocido a que lo conozca todo el mundo, porque los datos de 'Emilio' aparecen en las listas americanas. 'Emy' es famosa y vende embriones de la vaca. En julio hubo una feria en Colmar y en una semana recibió 2.000 visitas. Al ganadero le compensa porque vende genética, embriones y otros toros», indica Méndez.

El semen de 'Emilio'

«100.000 dosis anuales cuando sea adulto»

El animal alcanzó la madurez sexual al cumplir los doce meses, aunque el primer año la producción de dosis es limitada. «Esperamos unas 20.000 dosis, pero cuando sea adulto puede llegar a las 100.000. Además, se producirá un semen desarrollado en volumen y concentración. Cada dosis tiene unos 18 millones de células espermáticas, que se coloca pasado el cuello uterino de la vaca, por lo que la inseminación prácticamente no falla», indica el gerente de Ascol.

La cooperativa sabe que serán muchos los clientes que pidan semen de 'Emilio', pero hay que tener en cuenta que no todos los ganaderos tienen los mismos objetivos. Este ejemplar, por ejemplo, es perfecto para «mejorar la raza. Es especialista para los rasgos de morfología, como la estructura general, las patas o las ubres».

El precio de las dosis

«Las de 'Emilio' costarán 27 euros cada una»

Depende del toro del que procede el semen. Hasta ahora, Ascol vendía las dosis desde 1,80 hasta 20 euros. Pero cada dosis de semen de 'Emilio' llegará a los 27 euros. El millar de asociados a Ascol tendrán un tratamiento especial y pagarán la mitad. «Esperamos que solo en Asturias 'Emilio' llegue a tener entre 3.000 y 5.000 hijas, lo que permitirá mejorar mucho la genética, porque se transmitirá a mucha descendencia. Primero lo haremos en Asturias y, después, en el resto de regiones», apuntó el gerente.

El coste del animal

«El impacto en la mejora de la raza es mucho mayor»

Es difícil de calcular, debido a las contraprestaciones que obtuvo el ganadero y al intenso trabajo que supuso la selección genética. Ascol llegó a pagar 120.000 euros por un toro, cifra a la que no llegó 'Emilio'. Carlos Méndez tiene claro que «el impacto que tiene en la mejora de la raza es mucho mayor. Los toros son pocos, pero son los mejores y una vez que hemos plantado la semilla tenemos que cuidarla bien, porque el objetivo es producir leche a bajo precio».

Acceso de los ganaderos

«Que el precio no impida a nadie acceder a las dosis»

Ascol recibe más de 600.000 euros en ayudas del Principado para trabajar en la mejora de la cabaña ganadera asturiana. Por eso los socios de la cooperativa disfrutan de un precio especial en las dosis para la inseminación artificial de sus vacas. El objetivo es que «el precio no impida a nadie en Asturias acceder a estas dosis. Pero está claro que los toros son caros y hay que pagarlos, es decir, tienen que pagarse a sí mismos», dice Méndez.

Será difícil que 'Emilio' siga siendo el número uno del mundo durante mucho tiempo. «Creemos que en uno o dos años estará entre los diez primeros. Si no es así, es que estamos haciendo algo mal, porque trabajamos por mejorar aún más».