El Comercio

El Sespa inicia un nuevo protocolo para tratar la demencia en Atención Primaria

José Ramón Riera, Carmen Martínez, Eva Illán y Concha González Mena, en la charla-coloquio.
José Ramón Riera, Carmen Martínez, Eva Illán y Concha González Mena, en la charla-coloquio. / A. FLÓREZ
  • El programa, que se pondrá en marcha en octubre con seis equipos, establece la derivación preferente a los servicios de Neurología

«Clarificar necesidades y adelantarnos a lo que va a venir». Éste es el objetivo del proyecto piloto que se pondrá en marcha el próximo mes en el área sanitaria IV para mejorar la asistencia a pacientes con deterioro cognitivo, tal y como anunció ayer el gerente del Servicio de Salud del Principado (Sespa), José Ramón Riera. El Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) colaborará con seis equipos de Atención Primaria para mejorar la cooperación en distintos niveles del ámbito sanitario mediante un nuevo proceso.

El programa establece, entre otras medidas, «un protocolo diagnóstico en Atención Primaria, la interconsulta profesional con un especialista, una derivación preferente a los servicios de Neurología, formación continuada para los profesionales de Primaria y del HUCA, con sesiones clínicas conjuntas, y un nuevo papel de la enfermería». Un avance que se realizará gracias al desarrollo de la unidad de demencias que ya funciona en el Hospital Central, según explicó Riera, pero que ahora se desarrollará con «la incorporación de nuevos perfiles profesionales» para lograr ser un servicio multidisciplinar. En este trámite, se encuentra el área de Neurociencia del centro sanitario ovetense. El objetivo de estas iniciativas en el campo de las enfermedades que provocan deterioro cognitivo, sobre todo el alzhéimer, es, además de conseguir un diagnóstico precoz, adquirir «un compromiso de atención con los nuevos tratamientos que prolongan la vida y mejoran su calidad». Asimismo, Riera hizo alusión a la necesidad de coordinar los aspectos sociales con los sanitarios para que «las familias y los pacientes tengan el mejor confort, que es lo más importante». Así lo explicó en la charla-coloquio que organizó la Asociación Democrática Asturiana de Familias con Alzhéimer (Adafa) en el Antiguo Instituto de Gijón, para conmemorar el día mundial de esta enfermedad.

La unidad de demencia del HUCA pretende abordar esta afección desde nuevos planteamientos. Según este modelo, los profesionales de enfermería se responsabilizan de la relación con las familias, «identificando necesidades de aprendizaje en el manejo de la demencia y coordinando la relación con los servicios sociales y de Atención Primaria». También se encargan de las actividades de formación y orientación a las personas cuidadoras.

Banco de cerebros

El gerente del Sespa también hizo referencia al banco de cerebros del HUCA, que ya cuenta con «130 especímenes» para la investigación. Una unidad que próximamente tendrá la denominación legal pertinente y que ya cuenta con un neuropatólogo a su servicio. «Haremos una campaña porque necesitamos donantes sanos», indicó.

También se pronunció Riera sobre los 40.000 euros que Adafa reclama al Principado, que corresponden a la subvención concedida en 2014 para un taller de psicoestimulación. Aunque subrayó que no era competencia de su departamento, aseguró que iba a intentar que «el Gobierno atienda lo más rápidamente posible» esta demanda.

Por su parte, la presidenta de Adafa, Concha González Mena, puso sobre la mesa otra reivindicación de la entidad: la gestión de un centro de día para enfermos de alzhéimer en Gijón. «Vamos a seguir insistiendo hasta alcanzar nuestro objetivo», afirmó en la charla-coloquio que tuvo lugar ayer. Acto en el que también intervino Carmen Martínez, neuróloga del Hospital de Cabueñes, que puso el acento en la importancia de ser cautos respecto a los nuevos tratamientos.