El Comercio

Aumentan más de un 13% las condenas a mujeres

Representantes de Plena Inclusión Asturias, con la distinción conseguida.
Representantes de Plena Inclusión Asturias, con la distinción conseguida. / LORENZANA
  • También creció en 2015 la cifra de menores con sentencia firme, que supera la media nacional. Las penas a hombres bajaron un 2,7%

El número de mujeres adultas condenadas en Asturias el año pasado creció un 13,3%, hasta situarse en 701. Una tendencia al alza que sigue la media nacional, que se situó en un 17,5% sobre el ejercicio anterior, tras los incrementos registrados 2014 (del 8,1), en 2013 (4,1) y en 2012 (7,4). Frente a este incremento, la cifra de hombres con sentencia firme bajó un 2,7%, hasta quedarse en 3.982. La tasa de personas adultas condenadas por cada mil habitantes se situó en el Principado en 5,2, siete décimas menos que la media nacional (5,9), según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE)

Asimismo, la tasa de infracciones penales cometidas fue de 6,8, ocho décimas menos que la media nacional (7,6). En Asturias, se cometieron el pasado año 6.185 delitos, de los que 5.335 fueron perpetrados por hombres y 850 por mujeres. Por su parte, el número de menores de edad que fueron condenados el año pasado por los tribunales asturianos creció un 1%, hasta alcanzar 283. Con esta cifra, el Principado se sitúa en una tasa de 9,5 por cada mil habitantes de entre 14 y 17 años, según la información del INE, y muy por encima de la media nacional, que se establece en un 7,9. Del montante total, 231 eran varones -un 10% más que en 2014-, y 52 mujeres, un 25,7 % menos.

Respecto a las infracciones penales cometidas por menores, ascendieron a 545, de las que 399 correspondían a delitos y 146 a faltas.Con estos datos, la tasa de infracciones penales cometidas por cada mil menores de 14 a 17 años fue, en Asturias, de 18,3, por encima de la media nacional, que se fijó en 13,6.

36 años de promedio

La estadística revela que la edad media de las personas condenadas en España fue de 36,1 años. Por sexo y edad, el grupo más frecuente fue el de 18 a 20 años, en el caso de los hombres, y de 21 a 25 años, en las mujeres. Por nacionalidad, el 76,6% de los castigados eran españoles aunque, según la tasa de condenados por cada mil habitantes mayores de edad, el volumen de sentenciados extranjeros fue casi tres veces superior.