El Comercio

Los jóvenes de las familias con menos recursos encabezan el abandono escolar

  • Esta es una de las conclusiones de un estudio presentado ayer por Save The Children, que también indica que España cuenta con la tasa de abandono escolar temprano más alta de la Unión Europea

Cuatro de cada diez niños y adolescentes pertenecientes a familias desfavorecidas abandonan sus estudios antes de los 18 años. Esta es una de las conclusiones de un estudio presentado ayer por Save The Children, que también indica que España cuenta con la tasa de abandono escolar temprano más alta de la Unión Europea. Los jóvenes pertenecientes a una clase social alta, por su parte, apenas rondan el 8% de abandono escolar, una diferencia sustancial que vuelve a incidir sobre la falta de movilidad social en función de las rentas de las familias. «Son números inaceptablemente altos», señala Andrés Conde, director general de la organización en España. «El abandono no solo es una cuestión de dificultades para el aprendizaje, es una cuestión de injusticia social», explica.

El impacto de esta brecha, según explican desde la ONG, se acrecienta con los recortes presupuestarios en materia educativa o algunas medidas presentes en la LOMCE, como la rigidez de los currículos, las reválidas o los itinerarios. Para superar esta situación, el organismo propone aumentar el gasto social en becas, evitando el gasto privado en educación que aumenta estos años.