El Comercio

El Plan Territorial Especial del Suelo de Costas recibe la aprobación definitiva tras 216 alegaciones

  • El documento cataloga las 3.690 construcciones que existen actualmente la franja litoral, las analiza una a una y las clasifica en función de su valor cultural y arquitectónico y su integración en el entorno

La Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (Cuota) ha aprobado este viernes con carácter definitivo el Plan Territorial Especial del Suelo de Costas (PESC) que, entre otras fortalezas, permite obtener un diagnóstico de las edificaciones existentes en suelo no urbanizable de costas. Este plan territorial especial desarrolla el Plan de Ordenación del Litoral Asturiano (POLA), aprobado por el Principado en 2005. Son 21 los ayuntamientos afectados.

El documento, que ha recibido un total de 216 alegaciones,, cataloga las 3.690 construcciones que existen actualmente la franja litoral (fuera del suelo urbano y los núcleos rurales), las analiza una a una y las clasifica en función de su mayor o menor valor cultural y arquitectónico y su integración en el entorno.

En aquellas edificaciones que califica de "protegidas" e "integradas" (las de más interés y que mejor armonizan en su entorno), se permite el cambio de su uso actual a otros turísticos, talleres artesanales, dotaciones y equipamientos.

La finalidad de esta medida es "estimular la conservación de esas construcciones, contribuyendo a preservar su aportación al paisaje, y favorecer que el litoral sea también espacio de acogida de actividades compatibles con un alto grado de protección", según ha informado el Gobierno asturiano a través de una nota de prensa.

Asimismo, identifica aquellas construcciones con mayor impacto en el entorno y establece, para aquellas que lo admitan, unas pautas para llevar a cabo correcciones que permitan convertirlas en aceptables para el litoral.

Las entidades restantes mantendrán por lo general su uso, sin que puedan llevarse a cabo obras de ampliación, a excepción de instalaciones agrícolas o ganaderas que cumplan con unos determinados requisitos fuera de la franja de los 500 metros del suelo de costas.

El PESC subdivide además la zonificación preexistente en el POLA y crea una nueva categoría para proteger de forma más estricta 29 áreas de un valor especial pertenecientes a cuatro tipos: campos dunares o playas dotadas de ellos, humedales, espacios con vegetación de interés y formaciones geológicas de interés.

Por otra parte, en la reunión de la CUOTA se ha trasladado a los miembros del pleno el contenido de la revisión las Directrices Regionales de Ordenación del Territorio (DROT) que, en su fase de avance, se encuentra actualmente en tramitación, concretamente en información pública para la aportación de sugerencias hasta el 8 de noviembre.