El Comercio

El Simpa pide medidas para evitar filtraciones en los exámenes

  • Las 160 primeras plazas ya han sido convocadas y cunde el temor entre los profesionales de que ocurra algo similar a lo sucedido en 2008, cuando hubo varias denuncias por filtración de exámenes

«Queremos la mayor transparencia posible». El sindicato médico de Asturias (Simpa) y facultativos interinos y eventuales reclaman las máximas garantías para las oposiciones sanitarias con las que se cubrirán medio millar de puestos de médico especialista, auxiliar de enfermería y celador. Las 160 primeras plazas ya han sido convocadas y cunde el temor entre los profesionales de que ocurra algo similar a lo sucedido en 2008, cuando hubo varias denuncias por filtración de exámenes. Ese «malestar» quedó patente en la asamblea que el Simpa convocó el pasado martes en el Hospital de Cabueñes.

En dicho encuentro «se suscitó un vivo debate sobre la composición de los tribunales» que se encargarán de evaluar a los opositores y también sobre el sistema de la fase de oposición. En esta ocasión, se plantearán dos casos clínicos para que se elija uno de ellos y la prueba supondrá el 50% de la nota final. El Simpa no está de acuerdo. Propone que solo puntúe un 10%, que sea por escrito y no oral como está previsto -porque eso, dicen, aumenta los criterios subjetivos en la valoración-, que sea «un caso absolutamente objetivable, con preguntas cortas, y que incluya varios casos para poder demostrar convenientemente los conocimientos», explicó Antonio Matador, secretario general del Simpa. Para mayor garantía, plantean «que todo el examen fuera tipo test, que el banco de preguntas fuera el del MIR y que ni el propio tribunal, que debería ser de fuera de Asturias, lo conozca hasta una hora antes».