El Comercio

60.000 disparos al año para ganar

Pleno de la Guardia Civil en el podio. Por la izquierda, Buenaventura Darías (segundo clasificado), José Pérez (primero) y Benigno Vilouta (tercero).
Pleno de la Guardia Civil en el podio. Por la izquierda, Buenaventura Darías (segundo clasificado), José Pérez (primero) y Benigno Vilouta (tercero). / JORGE PETEIRO
  • La Guardia Civil se impone en el IX Campeonato Nacional Militar de Tiro en Gijón

  • La riosellana Natalia Pérez García, del Ejército de Tierra, venció en la categoría individual femenina

Entrenar entre tres y cuatro horas diarias, durante cuatro o cinco días a la semana -que supone disparar entre 50.000 y 60.000 tiros al año- es la fórmula del guardia civil José Pérez Baz, nacido y destinado en Santa Cruz de Tenerife, para haber ganado en ocho de los nueve campeonatos nacionales de recorridos de tiro para militares en los que ha participado, incluido el que ayer se clausuró en Gijón y que tuvo como vencedora en categoría femenina a la militar riosellana Natalia Pérez García.

Aunque -diferenciación por sexo aparte- existen dos categorías conforme al tipo de arma utilizada ('producción' y 'estándar'), los expertos conceden mayor importancia a la competición en la que usan pistola policial y que, según explicó el campeón, es «más difícil de dominar.

Explicado con la simplificación necesaria para el profano, Pérez Baz indicó que las armas profesionales tienen el primer tiro «más duro», como medida «antiestrés» y para evitar que en momentos de tensión se pueda disparar «accidentalmente». Las armas 'estándar', sin embargo, son más deportivas y el gatillo es equiparable al «click del ratón de un ordenador».

Pérez Baz, a pesar de los muchos disparos efectuados durante lo que no duda en calificar como actividad deportiva, distingue claramente entre la competición y el ejercicio profesional, donde «lo mejor es no tener que utilizar el arma», que «es lo más peligroso que llevamos encima».

La riosellana Natalia Pérez, felicitada como campeona.

La riosellana Natalia Pérez, felicitada como campeona. / J. Peteiro

Como a escala nacional las estadísticas demuestran que Pérez Baz no tiene rival, sus nuevos retos están en las competiciones internacionales. En el último mundial, disputado en Grecia, España quedó tercera, tras Estados Unidos y la República Checa.

La Guardia Civil es el cuerpo, dentro de las fuerzas armadas, que domina habitualmente las competiciones de tiro. Lo demuestra no solo el hecho de que haya vencido en los nueve campeonatos nacionales celebrados hasta el momento, sino también que copara los tres primeros puestos de las dos categorías individuales y los dos primeros por equipos. El Ejército del Aire quedó tercero de la división de producción y el de Tierra en la división estándar.

En categoría femenina la cosa cambia. Por equipos, ganó la Armada y en categoría individual la riosellana Natalia Pérez, que también repite como campeona tras vencer el pasado año -primero en el que participó- en Granada. Natalia Pérez es cabo primero del Ejército de Tierra, tiene destino en Burgos y pertenece a la Sociedad Gijonesa de Tiro Olímpico (Sogito), que actuó de anfitriona.

Federico Conde, director técnico del campeonato y miembro de la Guardia Civil, manifestó que, dado el éxito y «buen trato» recibido, «no descartamos que el año próximo podamos repetir, aunque es algo que aún no está decidido».