El Comercio

La impermeabilización de los macrotúneles, sin liquidar tras cinco años

Para atajar la entrada de agua al interior de los macrotúneles de la variante de Pajares, el Ministerio de Fomento adjudicó dos contratos, en el primer semestre de 2011, uno para atacar el problema desde cada vertiente de la infraestructura. Formalmente, los trabajos siguen en activo. Quedaban remates que culminar en el lote Sur, y el Norte tampoco ha sido liquidado, cinco años después de la contratación.

En total van invertidos 246,7 millones en impermeabilizar los tubos con contratos que han sufrido modificados económicos y de plazos continuos desde el inicio. El proyecto original proponía solucionar las filtraciones inyectando hormigón en el trasdós de las dovelas, esto es, la cara externa de los tubos, pero las aguas subterráneas fluían con tanta fuerza que se llevaban por delante el material, sin permitir que fraguara.

Hubo que replantear el ataque, llamando a los especialistas en hormigones del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Los técnicos dieron con unas mezclas, a variar en función del terreno que se combatía, y que era capaz de fraguar a pesar del agua. Dentro de los tubos, además, se instaló en los tramos más conflictivos planchas ignífugas capaces de canalizar las filtraciones que queden hasta la solera.

El mayor avance se ejecutó en los años 2014 y 2015, con 81,8 millones invertidos en el primero, y 57,4 en el segundo. Este curso las faenas se concentran en el entronque con la galería intermedia de escape, con boca en Buiza. La idea inicial era ejecutar un sistema de bombeos capaz recopilar las aguas que se filtran desde la cuenca del Duero y devolverlas a la superficie en ese punto. El desembolso en el presente curso se limita a los 559.000 euros, a la espera de liquidar las encomiendas. La boca de los macrotúneles suele estar ahora cerrada por una verja, pero no siempre es así. En los últimos días por ejemplo se observó el trasiego de operarios en la entrada de Pola de Gordón, donde realizaban trabajos en la subestación eléctrica y en el interior de los túneles.