El Comercio

Un preso de Villabona acepta 1.440 euros de multa por intentar sobornar a un funcionario

  • El condenado, que ofreció un total de 1.250 euros, trataba de conseguir dogras y un teléfono móvil

Un preso del Centro Penitenciario de Villabona ha aceptado este lunes la condena que solicitaba para él el Ministerio Fiscal, 10 meses de prisión a sustituir por una multa de 1.200 euros y otra multa más de 240 euros, tras reconocer que intentó sobornar a un funcionario de la prisión para conseguir hachís, alcohol y un móvil a cambio de dinero.

El acusado ha admitido los hechos y ha asumido la condena en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Oviedo, donde se había señalado una vista oral ante un Tribunal de Jurado, según ha informado la Fiscalía.

Sobre las 13.15 horas del 5 de abril de 2015, el acusado, interno en el módulo de aislamiento del Centro Penitenciario de Villabona, entregó a un funcionario una nota manuscrita en la que le solicitaba hachís, una Black Berry y una botella de Whisky, ofreciéndole a cambio dinero (100, 1.000 y 150 euros, respectivamente), siendo todo ello efectos cuya tenencia y uso está prohibida en el centro.

El acusado ha sido diagnosticado de trastorno de la personalidad mixto con rasgos disociales y límite y consumo perjudicial politóxico. En este sentido, su capacidad cognoscitiva estaba afectada de forma leve y su voluntad y control de impulsos lo estaban de manera moderada-grave.

Los hechos fueron considerados constitutivos de un delito de cohecho del artículo 424.1, en relación con el 419 del Código Penal, con la atenuante de trastorno mental. El acusado acepta una condena de 10 meses de prisión, a sustituir por multa de 20 meses a 2 euros diarios (1.200 euros), inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y multa de 4 meses a razón de 2 euros diarios (240 euros).