El Comercio

Un madrileño marcado por Melilla y tres años en Asturias

Vicente Bravo Corchete tomó posesión como delegado de Defensa en Asturias en septiembre de 2013, procedente de la Escuela de Guerra del Ejército de Tierra, de Madrid, ciudad donde nació. No obstante, es evidente que su destino en Melilla le dejó profunda huella, pues es frecuente su apelación a la experiencia, siempre para bien, en la citada ciudad autónoma. Aunque las juras de bandera las organizan las unidades, por el delegado de Defensa pasan las solicitudes de participación. Vicente Bravo se muestra satisfecho por la perspectiva de la que el próximo sábado tendrá lugar en Gijón, porque dice que «demuestra que la sociedad está viva y comprometida». Ahora espera que el sol realce la brillantez.