El Comercio

Centros comerciales y estaciones deberán tener desfibriladores

  • Ayer se celebró el Día Mundial del Corazón, cuyo objetivo es sensibilizar a la población para que adopte hábitos de vida saludables que reduzcan la mortalidad prematura por enfermedades cardiovasculares

El Principado quiere que, dentro de dos meses, empresas y establecimientos, ajenos al ámbito sanitario, cuenten con desfibriladores externos automáticos (DEA) para atender posibles paradas cardiorrespiratorias. Estarán obligados a contar con un desfibrilador, en funcionamiento y listo para su uso, las entidades públicas o privadas o los particulares que sean titulares o disfruten del derecho de explotación de establecimientos, como centros comerciales, con una superficie superior a 2.500 metros cuadrados. También los locales e instalaciones en que se desarrollen espectáculos públicos y actividades recreativas y tengan un aforo superior a 750 personas, así como las instalaciones deportivas en las que la afluencia media diaria sea igual o superior a 500 personas. También deberán disponer de desfibrilador las estaciones de autobuses o ferrocarril de localidades de más de 50.000 habitantes y las estaciones de tren o autobús con una afluencia media diaria igual o superior a 2.000 personas.

Ayer se celebró el Día Mundial del Corazón, cuyo objetivo es sensibilizar a la población para que adopte hábitos de vida saludables que reduzcan la mortalidad prematura por enfermedades cardiovasculares, sobre todo, infartos de miocardio e ictus.