El Comercio

Ganaderos de Pravia exigen una solución a los ataques del lobo

Concentración de los ganaderos afectados por los lobos.
Concentración de los ganaderos afectados por los lobos. / M. DÍAZ
  • Reprocharon a la Consejería de Desarrollo Rural que no haya tomado medidas para atajar este problema, que cada día se agrava en mayor medida

Una treintena de ganaderos de los concejos de Pravia, Cudillero, Valdés y Belmonte se concentraron ayer en la localidad praviana de Forcinas para protestar por los últimos ataques que el lobo ha causada en la comarca del Bajo Nalón. Los ganaderos reprocharon a la Consejería de Desarrollo Rural que no haya tomado medidas para atajar este problema, que cada día se agrava en mayor medida. Saúl Riondo es uno de los afectados por la muerte de ovejas. En concreto, los lobos degollaron cinco de sus reses la semana pasada. «Las tenía pastando en una finca de Forcinas, toda ella cercada por un muro, pero ni eso sirvió para evitar que entraran y dieran muerte a cinco de las mejores», explica este ganadero praviano. «Los guardas del Principado, en el parte que levantaron tras la denuncia, hicieron constar que la muerte fue producida por lobos», remarcó. En cualquier caso, «la indemnización será mínima, nunca por el valor real que para mí tenían los animales», apuntó Riondo.

Otro de los que mostró su indignación fue Miguel Martínez: «A las mías las atacaron dos veces; la primera se cargaron dos corderas y la segunda vinieron a por la madre». Lo sorprendente de este incidente es que las ovejas pastaban en una parcela toda cercada, en el barrio de Santa Catalina, en Agones.