El Comercio

El castaño, del viejo olvidado al gran protagonista

Un viejo ejemplar de castaño mantiene todo su esplendor en pleno bosque.
Un viejo ejemplar de castaño mantiene todo su esplendor en pleno bosque. / J. RUBINES
  • El sector aboga por mejorar la gestión de los bosques y aumentar el aprovechamiento de una madera que se dedica a la exportación a Europa

Asturias alberga las principales masas de una especie forestal muy apreciada para la construcción, los muebles y la ebanistería: el castaño. Pero desde hace tiempo los carpinteros locales la han dejado de utilizar debido a las dificultades que había para secarla correctamente, el gran desperdicio que tenía y lo complejo de trabajar con ella. Más de un 17% de la masa forestal de la región es de castaño, unas 80.000 hectáreas, pero de la cantidad que se tala -26.033 metros cúbicos en 2014- la mayor parte se dedica a la exportación a Europa.

Estos datos se dieron a conocer ayer en la presentación de la guía 'Castaño. La madera de Asturias', una iniciativa de la Asociación Asturiana de Empresarios Forestales, de la Madera y el Mueble (Asmadera) y el Centro Tecnológico Forestal y de la Madera (Cetemas), en colaboración con el Principado, que tiene el objetivo de «poner en valor la madera de castaño, que tiene unas propiedades buenísimas», indicó Susana Martínez, presidenta de Asmadera.

El problema es que «dejamos que el tradicional uso del castaño en Asturias se perdiera. Ahora, con las nuevas tecnologías, los problemas que presentaba se solucionan fácilmente, como puede ser el secado de la madera. Los carpinteros decidieron utilizar otras maderas exóticas, como el iroko, más fáciles de trabajar», apuntó Martínez. La publicación está dirigida «a los profesionales, despachos de arquitectura y de interiorismo que desconocen su uso y que en Asturias hay proveedores de madera. El problema que tenemos es que hay que mejorar la gestión, porque hay muchos minifundios», añadió.

La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Autóctonos, María Jesús Álvarez, recordó que el Principado tiene en marcha el Plan Estratégico del Castaño y que trabajan en colaboración con el Cetemas y el Serida «para mejorar la situación sanitaria, debido a las plagas que amenazan al castaño -especialmente el chancro-. Nuestra intención es adelantarnos para evitar una merma en la capacidad productiva».

Isabel Parrado, María Jesús Álvarez, Susana Martínez y Juan Majadas.

Isabel Parrado, María Jesús Álvarez, Susana Martínez y Juan Majadas.

Juan Majadas es el director del Cetemas y explicó que la nueva guía «también pretende dar visibilidad al sector empresarial» y aseguró que la publicación «es un manual equiparable en calidad a otros que se han editado en países de nuestro entorno».

El trabajo de la guía fue coordinado por Isabel Parrado, quien indicó que la publicación se divide en cinco apartados dedicados al árbol, la madera, los productos que se pueden elaborar, algunas obras realizadas y las empresas del sector.