El Comercio

Diez horas de retraso en la conexión de Vueling entre Málaga y Asturias

  • Problemas técnicos y de tráfico demoraron también cuatro conexiones a Barcelona de la misma compañía

La compañía aérea Vueling volvió a tener ayer un día complicado en sus conexiones con Asturias. Anoche, dejó en tierra a los más de cien pasajeros que debían volar desde Málaga a las 21 horas. La conexión fue cancelada hasta las siete de esta mañana. «Es impresentable que te dejan aquí tirado y no te digan ni el motivo», se quejaba Bernardo García, uno de los afectados que, al filo de la medianoche aguardaba ante el mostrador de la compañía para presentar una reclamación.

También hubo problemas en las conexiones con Barcelona. El primero de los vuelos afectados fue el que debía despegar de Santiago del Monte a las 7.35 horas y que no lo pudo hacer hasta tres horas después debido a «una incidencia técnica». Este retraso motivó que muchos viajeros presentaran reclamaciones. Además, el vuelo que debería haber despegado del Prat a las 12.40 horas lo hizo finalmente a las 14.41 horas.

Problemas de restricciones en el tráfico aéreo en el aérea del aeropuerto de Barcelona motivaron que también se produjeran retrasos en los enlaces de la tarde. Así, el avión que debía haber partido de Asturias a las 19.30 horas no lo hizo hasta las 21.25, mientras que el vuelo de regreso al Principado de las 21.35 horas fue demorado hasta las 23.15.

Otros problemas registrados ayer en el aeropuerto asturiano afectaron a los pasajeros del vuelo de Iberia que a las 11.30 horas despegó rumbo a Madrid. En este caso, se trató de un problema de 'overbooking', es decir, de una sobreventa de plazas. Los viajeros afectados, no obstante, fueron recolocados en otro vuelo de la misma compañía que salió del Principado a las 13.35 horas.