El Comercio

El Parque regula el tráfico en los Lagos el fin de semana

Acceso a La Tiese, en el que se realizaron cortes puntuales para evitar aglomeraciones ante la gran afluencia de visitantes.
Acceso a La Tiese, en el que se realizaron cortes puntuales para evitar aglomeraciones ante la gran afluencia de visitantes. / E. C.
  • Dos controladores se ocuparon de vigilar el acceso y dar información a los miles de visitantes que volvieron a abarrotar el espacio protegido

Era previsible que este fuese un fin de semana de gran afluencia, una vez más, en los Lagos de Covadonga y para tratar de paliar los problemas de acceso y circulación, la Dirección del Parque Nacional de los Picos de Europa decidió contar con reguladores, de manera excepcional, para estos tres días. En concreto, desarrollaron su labor dos controladores sin que se abriese, como complemento, el punto de información del aparcamiento de Buferrera. Como conclusión, un lleno absoluto de turistas en este paraje de la montaña de Covadonga. Las personas que accedían a los Lagos agradecían el apoyo de los reguladores que, en algunos momentos, se hizo escaso.

Una semana más los aparcamientos se abarrotaban y los atascos eran la tónica habitual en la carretera. Según ha podido saber este periódico, no está previsto que hasta el puente de Todos los Santos se vuelva a disponer de personal para controlar la circulación en el entorno del Enol y el Ercina. El que sí se mantiene abierto, en principio hasta el día 17 de octubre, es el Centro de Recepción de Visitantes que, sin reguladores ni informadores en Buferrera, pasa ligeramente desapercibido para la mayoría de los turistas. De hecho, los datos anuales hablan de que el punto de información del aparcamiento más cercano al lago Enol es el espacio que mayor número de visitantes recibe de la totalidad del Parque de Picos.

A simple vista, parece que la Dirección del Parque y la Consejería de Desarrollo Rural han atendido este fin de semana a las peticiones del Ayuntamiento y los empresarios del concejo de Cangas de Onís, que tras las situaciones vividas desde que el pasado día 18 de septiembre terminase la regulación han venido reclamando soluciones.