El Comercio

1.910 adultos lograron el título de ESO el año pasado

vídeo

Genaro Alonso saluda a su llegada al Centro de Educación de Personas Adultas de Gijón. / PALOMA UCHA

  • Más de 10.600 personas vuelven a las aulas cada año para obtener la Formación Básica, la Secundaria o aprender español

Casi 2.000 asturianos, en concreto 1.910, lograron el año pasado obtener el título de Educación Secundaria mucho después de lo que les hubiera correspondido por edad. Y lo consiguieron gracias a los Centros de Educación de Personas Adultas del Principado (CEPA), donde el curso pasado estudiaron 10.658 personas. De esos 1.910 que se titularon, 505 lo lograron tras estudiar en estos centros el curso de preparación para la prueba; otras 760 tras estudiar allí la Secundaria, de forma presencial y, finalmente, 645 habían seguido la enseñanza a distancia. Son algunas de las cifras que ofreció ayer el consejero de Educación, Genaro Alonso, y que le sirvieron para destacar la «importancia» de estos equipamientos.

Alonso inauguró el curso de los CEPA asturianos y lo hizo en el de Gijón, donde en los últimos años han visto cómo aumentaba la matrícula. Allí se reunió, además, con los directores de todos los centros. La crisis provocó la necesidad de recuperar los estudios abandonados. Pero, para Alonso, la importancia de esta red de once centros que llegan hasta 29 municipios asturianos (cada uno abarca varios concejos) va mucho más allá de permitir o facilitar la obtención de los títulos oficiales. «Para nosotros es fundamental atender a la inclusión, la igualdad de oportunidades y el aprendizaje permanente a lo largo de la vida», aseguró.

Y así, adultos que en su momento abandonaron las aulas porque no les era necesario para trabajar, y ahora están en el paro, han regresado a los estudios. Como otros que ven cómo los perfiles profesionales cambian y deben ajustarse a las necesidades del mercado. O padres que desean estar al nivel académico de sus hijos para poder ayudarles en las tareas escolares... De todo hay entre esas más de 10.000 personas (5.000 cada cuatrimestre) que llenan las aulas de los Centros para Personas Adultas.

Y a esos más de 10.000 alumnos, explicó Alonso, aún hay que sumar otras 3.991 que se presentaron a las pruebas para obtener el título de graduado en ESO. Una prueba en la que este año han participado 2.190 personas en enero y 1.801 en la última convocatoria, la de junio.

Hay otra cifra significativa referente a estos centros. En ellos trabajan 149 profesores, de los que 70 son de Primaria y 79 de Secundaria.

Objetivo social

Los Centros de Educación de Personas Adultas del Principado ofrecen «enseñanzas muy importantes», por el objetivo social, como destacó el consejero, pero también por la amplia oferta formativa: Formación Básica, cursos de competencias clave para el acceso a certificados de nivel 2 de cualificación profesional, cursos de preparación para las pruebas de obtención del título de graduado en ESO y las Aulas Mentor. También hay cursos de preparación para las pruebas de acceso a enseñanzas superiores (a la Universidad y también a los ciclos formativos de Grado Superior), así como Lengua y Cultura española para inmigrantes.

Por otro lado, los centros asturianos participan en varios programas europeos. El de Oviedo, por ejemplo, lo hace en la iniciativa 'A través de la mejora de la diversidad para convertirse en parte activa de la sociedad'. En el Caudal colaboran con un Erasmus Plus centrado en la 'Reincorporación de personas con barreras educativas en la educación no formal y formal'. Y en el de Gijón lo hacen junto con la Universidad de Oviedo en una iniciativa en la que también intervienen Italia, Portugal y Francia.