El Comercio

Emilio Losa.
Emilio Losa. / MARIO ROJAS

Anulada la elección de Emilio Losa como presidente del Colegio de Enfermería

  • El Consejo General aprecia irregularidades en la convocatoria del pasado 16 de enero y sitúa a una junta de veteranos al frente del colectivo

Las últimas elecciones a la presidencia del Colegio de Enfermería de Asturias no tienen validez legal. Así lo ha decidido el Consejo General de Enfermería, órgano estatal que aúna todas los colegios territoriales y que considera que los comicios del pasado 16 de enero adolecieron de «insuficiente publicidad, incorrecta aplicación del calendario electoral» y de una falta de visibilidad general «en los plazos de presentación de candidaturas».

Esta resolución da la razón a la Asociación Asturiana de Enfermería, que aglutina al sector crítico con la gestión de Emilio Losa, que suma casi tres décadas como presidencia y actualmente está siendo investigado por un presunto delito de apropiación indebida. «Confirma que la convocatoria fue extraña, ilegítima y de espaldas a los colegiados», sintetiza Marcos Lastra, presidente de la asociación. Según apunta, la convocatoria fue colocada en el tablón de anuncios del Colegio el día 24 de diciembre y retirada el 31, los dos únicos momentos en los que un notario dio fe de que se estaba publicitando. «¿Y el resto de días? Además de que coincidió con varias fechas festivas, el anuncio no se visibilizó ni en la web, ni el boletín ni en la prensa ni en ninguna parte», denuncia el enfermero.

De cara a la futura gobernabilidad del Colegio, y antes de que se ponga fecha a unas nuevas elecciones, la institución será comandada por una Junta de Edad, esto es, un comité gestor formado por los colegiados más veteranos. Sin embargo, la vía de actuación no es excesivamente clara en los estatutos, «así que estamos expectantes a ver de qué manera se conforma, sobre todo teniendo en cuenta que el propio Losa participará en la junta». Asimismo, el cierre de las sedes colegiales en Gijón y Avilés, clausuradas en junio, queda en el limbo tras la decisión del consejo. «Hay que intentar que para las próximas elecciones haya una participación masiva para limpiar la institución después de todos estos años», sintetiza Lastra.