El Comercio

La falta de pediatras «pone en riesgo el modelo de atención sanitaria infantil»

  • La Sociedad de Pediatría de Asturias, Cantabria y Castilla y León alerta de la alta precariedad laboral del colectivo médico

La Sociedad de Pediatría de Asturias, Cantabria y Castilla y León alertó ayer sobre la falta de pediatras en estas tres comunidades autónomas, en las que la carencia supone un «problema», más acusado en las zonas geográficas muy amplias con una baja densidad de población infantil. Asturias cuenta con 250 profesionales, Cantabria con 125 y Castilla y León con 600, según informó la propia entidad que destaca la «importancia y necesidad» de que se reconozcan las especialidades pediátricas tanto por la formación de los profesionales, como por la necesidad de ofrecer a todos los menores una atención sanitaria excelente.

«Existe un déficit de pediatras en las tres comunidades a las que representa nuestra sociedad», señaló Corsino Rey, presidente de la Sociedad de Pediatría de Asturias, Cantabria y Castilla y León, y responsable de la UCI pediátrica del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Según la entidad, la alta precariedad laboral del colectivo, unido a la carencia de profesionales, «pone en riesgo el actual modelo de atención sanitaria infantil en España».