El Comercio

El Principado tendrá un año para adquirir la parte privada de Sogepsa y evitar su disolución

Terrenos de la urbanización que Sogepsa desarrolló en La Magdalena, en Avilés.
Terrenos de la urbanización que Sogepsa desarrolló en La Magdalena, en Avilés. / MARIETA
  • El Consejo de Gobierno aprobó un proyecto de ley para reformar la normativa urbanística y que el capital de la sociedad sea público

El Gobierno del Principado está decidido a hacer todo lo posible por evitar la desaparición de la Sociedad Mixta de Gestión y Promoción del Suelo (Sogepsa), después de que lograra superar la situación de preconcurso de acreedores. Ahora, pretende acometer la quinta modificación del texto refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de Ordenación del Territorio y Urbanismo (TROTU) que, a la larga, le permitiría adquirir el accionariado privado de la sociedad.

El objetivo es incorporar los principios del Tratado de la Unión Europea a la legislación urbanística asturiana, recogiendo la libre competencia, la transparencia, la igualdad de trato y la no discriminación, todos ellos consagrados por la doctrina del Tribunal de Justicia de la UE. Por eso, esta modificación parcial resulta «aconsejable», según indicó ayer el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez.

El Consejo de Gobierno dio su visto bueno al proyecto de ley que autoriza al Principado a adquirir las acciones de Sogepsa en manos privadas, además de fijar la necesidad de promover que la sociedad urbanística pase a ser de capital íntegramente público y cumpla con los requisitos de los medios propios, marcados desde los tribunales comunitarios. Si este objetivo no se pudiera materializar en el plazo de un año, se tendría que proceder a la disolución de Sogepsa. Hasta ese momento, la sociedad deberá limitar su actividad a la mera gestión ordinaria y a la comercialización de los activos que actualmente obren en su poder.

Modificación necesaria

En principio, este proyecto de ley cuenta con el dictamen favorable del Consejo Consultivo, que considera necesario, por razones de coherencia jurídica y técnica legislativa, modificar la ley de creación de Sogepsa de 1984, eliminando la posibilidad de que en su accionariado pueda haber capital privado.

Hay que recordar que la Comisión Europea mostró reparos a la estructura accionarial de la sociedad, que actualmente está formada por un 45% del Principado, un 13% de los ayuntamientos y un 42% de empresas constructoras. Ante la posibilidad de que Sogepsa pudiera desaparecer, el Gobierno del Principado optó por iniciar el proceso para convertirla en una sociedad pública.

Sogepsa logró superar recientemente una situación de preconcurso de acreedores, después de llegar a un acuerdo con la unión temporal de empresas que ejecutó las obras del Polígono de Bobes (Siero) para refinanciar una deuda de 8,6 millones de euros. No obstante, la sociedad acumula una deuda de 146,6 millones de euros, de los que 116 son con bancos y 30,6 con el propio Principado, que además tiene avalados otros 96,55 millones a Sogepsa.

El PP se opondrá

El anteproyecto de ley aprobado por el Consejo de Gobierno deberá superar un duro trámite en el Parlamento asturiano. El Partido Popular ya anunció que se opondrá a su aprobación, mientras que Izquierda Unida condicionó su respaldo a la operación «siempre que la empresa esté dimensionada y actúe con transparencia». Desde Podemos se puso en duda en su momento que las única alternativas de Sogepsa pasaran por convertirse en sociedad pública o la disolución, y que defiende que la UE lo que exige es que los socios privados sean elegidos mediante concurso y no «a dedo». Por su lado, Foro promovió una auditoría que refleje el estado real de las cuentas y la gestión de la entidad.

La empresa todavía cuenta en su haber con importantes activos, según explica en su sitio de internet. Éstos se dividen en suelo de tipo residencial, industrial y comercial. En cuanto a los primeros, cuenta con suelo disponible en Prado de la Vega (Oviedo), La Magdalena (Avilés), La Barquerina (Villaviciosa), Altamira (Luanco), Arriondas Norte (Parres), La Cortina (Cangas del Narcea), Langreo y Oñón (Mieres). En cuanto a la disponibilidad de suelo industrial, cuenta con los parques empresariales de Lloreda (Gijón), Guadamía (Ribadesella), La Cardosa (Grado), Barres (Castropol), Bobes (Siero) y La Sidra (Nava). Finalmente, el suelo comercial disponible lo tiene en Roces (Gijón), Almuña (Luarca), Arriondas Norte (Parres) y Prado de la Vega (Oviedo).

Uno de los principales problemas con los que se encontró Sogepsa fue la grave crisis que atraviesa el sector de la construcción desde 2008. Eso ha provocado la práctica paralización de la edificaciones de nuevas promociones residenciales, y también impidió el normal desarrollo empresarial previsto para los polígonos industriales.

Temas