El Comercio

Asturias reclama que se mantenga la prueba de acceso a la Universidad

  • Los directores generales de Universidades de doce comunidades suscriben un escrito común y piden viabilidad económica a la reválida

El Principado de Asturias se acaba de sumar al grupo de comunidades autónomas que acuerdan solicitar al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte el mantenimiento de la actual Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) durante este curso 2016-2017.

Los directores generales de Universidades de doce gobiernos regionales suscriben un escrito común en el que instan al Gobierno de España a que garantice la viabilidad económica de la evaluación final de Bachillerato, también conocida como reválida, «no solo en el presente curso académico sino también en el futuro».

Según informa el Principado en nota de prensa, las comunidades que han firmado el documento, son, además de Asturias, Extremadura, Canarias, Baleares, Andalucía, Cantabria, Castilla y León, Aragón, Comunidad Valenciana, Castilla y La Mancha, Navarra y Cataluña. Los firmantes consideran que, ya que la implantación de la evaluación final de Bachillerato se va a realizar avanzado el curso académico, «resulta preferible prorrogar el actual sistema de PAU», al menos en esta ocasión.

Además, recuerdan que la prueba de acceso común a la Universidad que establece la LOMCE no tiene, durante este curso, efectos académicos para la obtención del título de Bachillerato, por lo que solicitan al ministerio que busque una fórmula para prorrogar la actual PAU.

Los responsables autonómicos de Universidades proponen que, en caso de que no se prorrogue esta prueba, «la evaluación final de Bachillerato se asemeje lo más posible a la PAU en cuanto a estructura y organización» y sugieren al Ejecutivo central que «avance en esta línea».

También piden que se explicite que se trata de una prueba obligatoria «exclusivamente para el acceso a la Universidad» y que, por tanto, todo estudiante de Bachillerato que no quiera continuar sus estudios en la Universidad «tiene la posibilidad de no presentarse».