El Comercio

Siete de cada diez niños de Asturias comen delante de una pantalla

  • Un estudio revela que los menores con este hábito sufren de mayor sobrepeso u obesidad

Un estudio señala que siete de cada diez niños que viven en Asturias, el 68 por ciento, ven la televisión o manipulan una pantalla táctil o el móvil mientras comen. Cinfa ha presentado el estudio "Percepción y hábitos de salud de las familias españolas en torno a la nutrición infantil", con motivo del Día Mundial de la Alimentación, que se celebra el próximo domingo.

Asturias es la comunidad donde más niños comen delante de una pantalla de manera habitual, un 27 por ciento, mientras que cuatro de cada diez, el 39 por ciento, comen a veces con una pantalla delante y el 2 por ciento, siempre.

El estudio revela que los menores con este hábito sufren de mayor sobrepeso u obesidad que los que no lo tienen y que la tendencia a la obesidad aumenta a medida que se incrementa el uso de estos dispositivos.

Cuatro de cada diez padres de España no toman medidas sobre el peso de sus hijos aunque perciban que no se encuentra en su peso ideal.

Esta actitud se mantiene en Asturias, donde el 44,4% de los progenitores no reacciona de ninguna manera cuando piensa que el peso de su hijo es inadecuado y la mitad lo lleva al pediatra (50%), mientras que ninguno opta por pedir ayuda a un nutricionista.

La investigación revela que solo uno de cada diez escolares toma fruta en el desayuno (12%), aunque el 28% bebe zumo natural y toda la población infantil suele desayunar y que los niños asturianos destacan por ser los que toman más galletas (66%) y cereales de desayuno (54%).

En el almuerzo, el 15% de los escolares toma bollería industrial y son quienes menos a menudo ingieren fruta (35%), a pesar de las advertencias de los expertos, que aconsejan comer a media mañana una pieza de fruta de temporada, un yogur o un bocadillo de queso u otro equivalente lácteo.

El bocadillo sigue siendo el alimento preferido tanto en los almuerzos (el 61% de los niños lo toma) como en la merienda (81%).

Respecto a los tipos de alimentos que ingieren los escolares, únicamente el 5% come verdura en las más de siete ocasiones semanales que recomiendan los expertos, el porcentaje más bajo de España, y solo tres de cada diez (30%) toman fruta con esta misma frecuencia.

Además, seis de cada diez (60%) niños consumen carne entre cuatro y siete ocasiones a la semana, cuando se aconseja hacerlo entre una y tres veces, y solo dos de cada diez (18%) toman pescado con la frecuencia recomendada -más de tres veces a la semana.

El 84% toman chucherías alguna vez a la semana, mientras que solo el 16% cumple con las recomendaciones de los nutricionistas y no las come nunca.

También el consumo de comida rápida por parte de la población infantil sigue siendo preocupante en el Principado, dado que el 86% de los escolares toma comida rápida al menos una vez al mes, a pesar de su escasa calidad nutricional y nueve de cada diez (91%) no duermen las diez horas diarias recomendadas.

En cambio, Asturias está a la cabeza en número de escolares que destinan más de dos horas al ejercicio físico (65% frente al 44,1% de la Comunidad Valenciana).

Uno de cada (8%) no dedica ni una hora a este tipo de actividades, mientras que el 27% les destina hasta dos horas a la semana y solo uno de cada tres padres come habitualmente con sus hijos en Asturias.