El Comercio

PP y Podemos obligan a la Junta a votar la suspensión de las facturas del ERA

Algunos afectados hablan con la consejera Pilar Varela.
Algunos afectados hablan con la consejera Pilar Varela. / MARIO ROJAS
  • La proposición de ley será debatida en el pleno mientras la Sindicatura de Cuentas audita al organismo que gestiona la red geriátrica pública

Las facturas cobradas a familiares de usuarios de la red pública geriátrica volverán a analizarse en la Junta. La votación conjunta ayer de PP y Podemos a favor de la proposición de ley planteada por la formación morada obliga a los grupos a debatir en el Parlamento asturiano la propuesta que supone suspender las liquidaciones cursadas a las familias, con facturas de hasta 90.000 euros, por Establecimientos Residenciales para Ancianos (ERA), el organismo dependiente de la Consejería de Servicios y Derechos Sociales que gestiona la red pública geriátrica.

La polémica llegó tras la emisión de cientos de facturas desde el ERA a familiares de exusuarios, la mayoría personas beneficiarias de la Ley de la Dependencia, sin que las ayudas constaran en el requerimiento. Las familias afectadas se constituyeron en plataforma que ayer, de nuevo, acudieron a la Junta.

Varela defiende la gestión

Lo hicieron porque la consejera de Servicios y Derechos Sociales, la socialista Pilar Varela, comparecía ante la comisión parlamentaria de su área. Allí anunció que desde agosto, la Sindicatura de Cuentas está auditando las cuentas del ERA. Un examen que no convence al PP, cuyo diputado, Matías Rodríguez Feito, insistió en la necesidad «de encargar una auditoría privada». Para Varela, ese gasto «no es necesario, porque el propio organismo cuenta con mecanismos de control», a la vez que reprochaba al diputado conservador sus dudas sobre las cuentas. Respecto a la paralización de los cobros, Varela recordó que se está estudiando cada caso concreto.