El Comercio

Una única evaluación final de Bachillerato

  • La Consejería de Educación y la Universidad de Oviedo acuerdan organizar conjuntamente la prueba que, este curso, asumirá la institución académica asturiana

Han querido despejar de una vez por todas las dudas e incertidumbres que se planteaban en este cursos 2016/2017 para los estudiantes de 2º de Bachillerato con la eliminación de la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) por la LOMCE. Asturias había pedido una prórroga de esa PAU ya que la implantación de la evaluación final de Bachillerato se tiene previsto realizar avanzado el curso académico. Y ante la falta de respuesta se ha procedido a negociar una única evaluación final de Bachillerato que organizarán conjuntamente la Consejería de Educación y la Universidad de Oviedo y que asumirá, este curso, la institución académica asturiana.

Según han informado a través de un comunicado, tras una reunión entre el consejero, Genaro Alonso, y el rector, Santiago García Granda, en la que se ha lamentado el retraso en el Ministerio de Educación en publicar las normas que regulan la prueba, se han establecido una seri de características que tendrá la evaluación.

Para empezar, realizarla no será necesaria para los estudiantes que cursan segundo este año académico. Además, el diseño básico de la prueba le corresponde al Ministerio de Educación, a través de una Orden ministerial que aún no se ha publicado mientras que será la Universidad de Oviedo quien se encargará de la elaboración material de dichas pruebas. Para ello se contará con la participación de profesorado de los cuerpos docentes de Enseñanza Secundaria, y se hará conforme a las normas que dicte el Ministerio de Educación. Por último, «la Universidad de Oviedo asumirá también de la organización de los procesos necesarios para que el alumnado pueda realizar la prueba con todas las garantías, como ha venido sucediendo hasta la fecha con la extinta PAU». Una vez acordados estos parámetros, se constituirá una comisión de coordinación para establecer, por un lado, los aspectos técnicos de la prueba y, por otro, el calendario.

Desde la consejería y la Universidad han transmitido con este acuerdo «un mensaje de tranquilidad a la comunidad educativa asturiana» y, además, «garantizar que el alumnado de 2º de Bachillerato realizará una única prueba para su admisión en la Universidad».

En esta reunión de trabajo han asistido también la directora general de Universidades e Investigación, Cristina Valdés; el director general de Ordenación Académica e Innovación Educativa, Francisco Laviana, y la vicerrectora de Estudiantes de la Universidad de Oviedo, Elisa Miguélez.