El Comercio

Fotografían vivo por primera vez a un calamar gigante en Europa

El ejemplar de calamar gigante fue visto moviéndose en Bares.
El ejemplar de calamar gigante fue visto moviéndose en Bares. / JAVIER ONDICOL Y PARQUE DE LA VIDA
  • El ejemplar fue captado en el Cantábrico antes de quedar varado en Estaca de Bares

Es la primera vez que se consigue fotografiar a un calamar gigante vivo en Europa. Este ejemplar, que acabó falleciendo en Estaca de Bares (La Coruña), fue visto vivo por Javier Ondicol, un vecino de León que el viernes pasado paseaba por las inmediaciones del puerto coruñés y tuvo tiempo a dispararle una fotografía. El ejemplar fue visto moviéndose en el agua, girando su cuerpo, cambiando de color y observando, a través del único ojo que conservaba, a su sorprendido testigo.

Una imagen similar ya había sido captada por científicos japoneses en septiembre de 2005, pero es la primera vez que esta instantánea se consigue en Europa. Es algo «increíble», indicó entusiasmado Luis Laria, presidente de la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas (Cepesma), quien aseguró que la posterior muerte de esta hembra de unos nueve metros de longitud, fue debido al ataque de otro ejemplar de mayor tamaño, según confirman las marcas de tentáculos que mostraba el cadáver. El ejemplar aparecido en Estaca de Bares pasará a formar parte de los fondos del Parque de la Vida, en el concejo de Valdés, y se expondrá en la sala en la que se muestran estos calamares gigantes únicos en el mundo.

Ubicación definitiva

El presidente de Cepesma aseguró que el Museo del Calamar Gigante «sigue vivo» pese a que el Principado lo haya vuelto a dejar en «barbecho» sin dar solución a su ubicación definitiva. Mañana se celebrará una reunión, que debería haber tenido lugar en septiembre, en la que se dará a conocer dónde se ubicará este equipamiento, que lleva cerrado desde febrero de 2014 tras los destrozos sufridos por un temporal.