El Comercio

El abogado Manuel Martos conversa con varios de los interinos demandantes, en los juzgados.
El abogado Manuel Martos conversa con varios de los interinos demandantes, en los juzgados. / M. ROJAS

«No sería indemnizar sino reconocer», afirma Alonso sobre la evaluación docente

  • El titular de Educación admite que asumir la sentencia favorable a los interinos es «una cuestión económica severa»

El respaldo de los tribunales a los interinos supone un fuerte mazazo para la Consejería de Educación, cuyo titular, Genaro Alonso, reconoció ayer que el acceso de estos profesionales al Plan de Evaluación de la Función Docente «es una cuestión severa desde el punto de vista económico». La razón es que el correspondiente al curso pasado incluía incentivos de entre 132 y 206 euros. «No sería indemnizar, sino reconocer», señaló en referencia a la sentencia dictada el lunes por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Oviedo, que anula la resolución de la consejería que impedía el acceso de los interinos a dicho plan.

El fallo judicial supone «dar entrada a los funcionarios interinos de modo análogo a los de carrera», subrayó Alonso. No obstante, remarcó que los servicios jurídicos del Principado se encuentran estudiando tanto la sentencia del juzgado ovetense como el auto emitido, a finales de septiembre, por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y en el que se apoyaba el fallo. Después del análisis, Educación tomara su decisión «razonable y razonada», apuntó Alonso.

En este sentido, señaló que, «si es de ley y ajustado a derecho y, al final, decidimos hacerlo, pues lo haremos con todas las consecuencias». Asimismo, puso el acento en que ambos dictámenes establecen el derecho de los interinos a adherirse al plan de evaluación docente, pero «no al cobro directamente de la retribución». Alonso aseguró que la decisión sobre la postura que adoptará Educación no está tomada porque «hay más sentencias pendientes de ser dictadas y cuando las tengamos, decidiremos». El consejero realizó estas declaraciones durante la firma del contrato-programa 2016-2017 con 53 centros educativos públicos, que pretende que todos los estudiantes culminen con éxito la formación básica.

Huir del despilfarro

También hubo reacciones a la sentencia por parte del sector de Enseñanza de UGT. El sindicato remarcó que el fallo «no es más que el primera de lo que será una auténtica oleada de reclamaciones» y señaló que las explicaciones de Educación «no son más que un intento de dilatar un proceso que no debería tener más recorrido». Por ello, FETE-UGT instó al Principado a abandonar el conflicto que mantiene con los interinos en los tribunales «huyendo del despilfarro en unas sentencias que todos sabemos, la consejería también, están ganadas por los demandantes». Asimismo, solicitó que se reúna la Comisión de Seguimiento del Acuerdo.