El Comercio

«No tenemos nada que esconder, todo es por racismo»

«No tenemos nada que esconder, somos gente normal. Todo esto lo hacen por racismo hacia la comunidad musulmana». Los familiares y amigos de Abdellah Ouelji Lafsahi se agolparon ayer por la mañana a las puertas del domicilio de la calle de Rosalía de Castro para mostrar su apoyo al hombre de 34 años detenido por su supuesta pertenencia al Daesh. Visiblemente contrariados con la situación, gritaron contra la Policía y contra los periodistas que trataban de captar una imagen del detenido. «Sois racistas, sois racistas. Todo esto no pasaría si no fuésemos marroquíes», gritaron a todos los presentes, incluidos los vecinos de la calle en la que residen los padres del arrestado. «Son una familia muy buena, nunca han dado ningún problema y están muy integrados en el barrio, llevan más de veinte años viviendo aquí», comentaban. Los padres del detenido se encuentran pasando una temporada en Marruecos.