El Comercio

Trasladado a Madrid el presunto yihadista detenido en Gijón

  • El examen médico no apreció "nada reseñable"

El hombre detenido en Gijón por su presunta pertenencia a la organización terrorista Dáesh ha sido trasladado ya a Madrid para pasar a disposición de la Audiencia Nacional tras ser sometido a un examen médico, según ha señalado hoy el delegado del Gobierno en Asturias, Gabino de Lorenzo.

El examen médico no apreció "nada reseñable" y conducido anoche a la capital de España, según De Lorenzo, que ha eludido facilitar más información sobre la operación llevada a cabo por el Cuerpo Nacional de Policía al encontrarse bajo secreto de sumario.

El delegado del Gobierno, que ha reiterado que Asturias es una de la regiones mas seguras de España como demuestran los últimos datos de criminalidad, ha hecho estas afirmaciones tras asistir en el cuartel de Rubín de la capital asturiana a los actos conmemorativos de la Virgen del Pilar, patrona del Instituto Armado.

Al acto ha asistido además el consejero de Presidencia del Gobierno asturiano, Guillermo Martínez, que ha señalado que el Ejecutivo autonómico fue informado de la detención por la Delegación del Gobierno con la que mantienen "un contacto permanente".

Para el coronel jefe de la Guardia Civil en Asturias, Francisco Javier Almiñana Boluda, que participaba por primera vez en la celebración en Oviedo de la patrona del cuerpo, la actuación llevada a cabo ayer por la Policía es "un ejemplo más de la efectividad de las Fuerzas de Seguridad del Estado".

"Por desgracia la delincuencia no descansa, pero gracias a la labor de la Policía, la Guardia Civil y el CNI se están atajando posibles atentados y posibles montajes de infraestructuras. No sabemos donde puede suceder un hecho terrorista, pero que la gente está tranquila que las Fuerzas de Seguridad del Estado trabajan para ello", ha añadido Almiñana.

La Policía finalizó ayer, tras casi diez horas de trabajos, el registro de los dos domicilios vinculados al presunto yihadista detenido en Gijón, de los que retiraron cajas con documentos y otros efectos de interés para la investigación.

Tras inspeccionar por la mañana el primero de los dos domicilios, ubicado en el número 2 de la calle Rosalía de Castro, los agentes acudieron por la tarde acompañados del arrestado a la segunda vivienda, situada en el número 14 de la calle Venezuela, a unos diez minutos a pie de la primera.

La escena ha sido seguida con gran expectación entre los vecinos del barrio gijonés La Calzada y, al igual que por la mañana, por familiares y conocidos del arrestado que han proferido gritos y protestas ante la operación policial.

Los investigadores consideran que el detenido en Gijón, de origen marroquí y nacionalizado español, así como el arrestado en San Sebastián, marroquí residente legal en España, estaban "plenamente integrados" en la organización terrorista Dáesh y se dedicaban a difundir su ideario en la red, alentaban a reclutar nuevos miembros e incitaban a cometer actos terroristas.

Según el Ministerio del Interior, se trata de dos "piezas clave" en el entramado propagandístico y de captación de Dáesh, en el que estaban plenamente integrados tras su adhesión voluntaria y desarrollaban una intensa actividad a favor de la organización, adoctrinando, enalteciendo su ideario y alentando e incitando a la comisión de actos terroristas.