El Comercio

Los británicos se vuelcan en la oferta rural asturiana con la triple conexión aérea

El turismo rural asturiano trocará en 'rural tourism' este invierno. La triple conexión aérea que conecta el aeropuerto asturiano con los de Heathrow, Gatwick y Stansted ha disparado las peticiones de alojamiento desde el Reino Unido. «Y serán más».

Así lo apunta el presidente de la Federación Asturiana de Turismo Rural (Fastur). Adriano Berdasco se ha pasado las dos últimas semanas atendiendo a periodistas especializados y touroperadores británicos. «Han venido a conocer Asturias y a todos les encanta. Para muchos, ya era conocida, pero ahora tienen más facilidades para llegar».

Unas facilidades basadas en las rutas que operan Iberia Express, con el principal aeropuerto londinense; Vueling, que aterriza en Gatwick, y EasyJet, que opera desde Stansted. Todas con billetes de bajo coste, un 'low-cost' que se ha intensificado con la competencia que se realizan.

Entre las tres ofrecerán en la temporada invernal -la que comienza el 30 de octubre y concluye el 26 de marzo- vuelos casi diarios, con coincidencia en día. Así ocurrirá los domingos, con rutas de Iberia Express y de EasyJet; los jueves, en el que las dos integrantes del gigante IAG (el nacido de la fusión de Iberia y British y que conforman, también, Vueling, Iberia Express y Air Nostrum), ofrecen ruta directa, o los viernes, cuando son la 'low-cost' británica y Vueling la que coinciden en el calendario, aunque no en el aeropuerto.

Autopista del mar

Con billetes de ida y vuelta por menos de 70 euros, los británicos pueden pasar un fin de semana en Asturias. «Sabemos que tienen mucho interés en la región, que les encanta nuestra oferta rural, las casas, el paisaje y la gastronomía», asegura Berdasco, quien recuerda que otra ruta, esta marítima, también llenó los alojamientos extrahoteleros de extranjeros. «La autopista del mar que funcionaba en Gijón nos trajo a mucho cliente francés. Es una pena que ya no siga, porque tanto los británicos como los franceses son clientes que apuestan por el otoño para viajar».