El Comercio

Denunciadas 730 personas por exceso de velocidad en una semana en Asturias

  • También han sido detectadas 32 personas circulando sin hacer uso del cinturón de seguridad

La Guardia Civil ha denunciado a 730 personas por exceso de velocidad en una campaña de una semana organizada por la Dirección General de Tráfico (DGT) en las carreteras convencionales de Asturias.

En un comunicado, la DGT informa de que en esta semana también han sido denunciados, 32 personas han sido detectadas circulando sin hacer uso del cinturón de seguridad y dos menores sin utilizar el sistema de retención infantil.

El exceso de velocidad, el consumo de bebidas alcohólicas y el inadecuado mantenimiento del vehículo son las tres infracciones más comunes, que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en Asturias han detectado entre más de 25.000 vehículos controlados entre el 3 al 9 de octubre y en la que se ha denunciado a 1.055 conductores.

A nivel nacional, la Guardia Civil ha denunciado a casi 30.000 personas en los siete días de duración de la última campaña de vigilancia en las carreteras convencionales, la mayor parte por exceso de velocidad, pero también 1.554 por no llevar puesto el cinturón de seguridad.

Además, otras 63 personas circulaban con menores sin el correspondiente sistema de retención infantil, expone en un comunicado la Dirección General de Tráfico, que recuerda que llevar puesto el cinturón reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente.

En total, Tráfico controló a más de medio millón de vehículos en carreteras convencionales entre el 3 y el 9 de octubre, fechas entre las que denunció a 29.473 conductores.

La mayor parte de las infracciones (18.664) se debió al incumplimiento de los límites de velocidad, pero la ausencia de sistemas de retención ocupa el segundo lugar.

Además de las sanciones por no llevar cinturón, 72 personas circulaban sin casco, una decisión que -recuerda la DGT- incrementa el riesgo de lesión en la cabeza, la severidad de las lesiones, el tiempo de internamiento en el hospital y la probabilidad de muerte como consecuencia de lesiones en la cabeza.

Otros 771 conductores fueron pillados usando el teléfono móvil, 79 con auriculares y un total de 1.057 por distintas distracciones al volante.

También se han hecho controles de alcohol y drogas y en siete días se contabilizaron 1.507 positivos, 1.079 por alcohol y 428 por drogas.

Hasta 357 conductores fueron sorprendidos realizando un adelantamiento antirreglamentario y otros 303 saltándose una señal de stop o ceda el paso.

En la misma semana, 1.218 conductores fueron denunciados por circular con vehículos con importantes deficiencias técnicas, 38 de ellos fueron inmovilizados por deficiencias técnicas que hacían imposible continuar el viaje.

Otros 1.238 incurrieron en infracciones por no llevar al día la documentación, en la mayoría de los casos por no tener pasada la ITV, y otros 682 por documentación relativa al conductor.