El Comercio

El 4,4 % de los asturianos vive con menos de 332 euros al mes

Un hombre pide limosnas en las calles de Oviedo.
Un hombre pide limosnas en las calles de Oviedo. / Mario Rojas
  • Se trata de un total de 46.000 residentes en la región que se encuentra en situación de pobreza extrema. La Red Europea Contra la Pobreza y la Exclusión Social alerta además de que la tasa de pobreza en la región ha subido ocho décimas en el último año

Un total de 254.397 residentes en Asturias se encuentran en riesgo de pobreza o de exclusión social, lo que supone un 24,2 por ciento de la población, una tasa que ha subido ocho décimas en el último año.

Según el Indicador de la Red Europea Contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN) publicado hoy, que recoge datos de 2015, la tasa de riesgo de pobreza en el Principado se mantiene algo más de cuatro puntos por debajo del promedio nacional, que se sitúa en el 28,6 por ciento.

La tasa de pobreza y exclusión social en Asturias ha subido 5,4 puntos desde el año 2009.

El informe también apunta que el Principado cuenta con algo más de 46.000 residentes en pobreza extrema que tienen que sobrevivir con ingresos inferiores a 332 euros al mes, el 4,4 por ciento de la población, una tasa que en el último año se ha reducido en 2,4 puntos.

Asimismo, señala que 125.000 personas mayores se encuentran en riesgo de pobreza debido a la escasa cuantía de sus pensiones, que en un 41,6 por ciento de los casos se encuentran "por debajo del umbral de pobreza".

Además, 72.000 personas, el 6,9 por ciento de la población regional, viven en situación de privación material severa.

A este respecto, apunta que el 5,3 por ciento de la población no puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado cada dos días; el 11,8 por ciento no puede encender la calefacción en casa en invierno y el 29 por ciento no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos.

En el conjunto del país, más de 13,3 millones de personas, un 28,6 por ciento de la población, están en riesgo de pobreza y exclusión social y, de ellos, 3,5 millones se encuentran en una situación severa con unos ingresos inferiores a los 4.500 euros al año, unos 330 euros al mes.

Según el Indicador de EAPN, que recoge datos de 2015, la cifra total se ha reducido en 322.658 personas -un 0,6 %- respecto a 2014, aunque es casi cuatro puntos más alta que la de 2009, cuando estaban en esta situación 11.546.214 españoles.

No obstante, se ha incrementado la tasa de trabajadores pobres, que ha ido ascendiendo del 11,7 % en 2013, al 14,2 % en 2014 y al 14,8 % el pasado año, debido en gran medida a la mala calidad del empleo, según ha recalcado el presidente de EAPN en España, Carlos Susías.

Aunque el índice de pobreza relativa, que se aplica a los 10,4 millones de españoles con ingresos inferiores a los 8.000 euros anuales, ha disminuido del 22,2 % al 22,1 %, se ha acrecentado un 0,7 % los ciudadanos que viven en pobreza severa, de forma que ya son 3,5 millones los que viven con 333,8 euros al mes, un 7,6 %.

Los más castigados fueron los jóvenes de entre 16 y 29 años, cuyo tasa pasó del 36,4 % al 38,2 %; aunque en los menores bajó dos puntos, hasta situarse en el 33,4 %, el riesgo de pobreza y exclusión social sigue afectando a tres de cada diez niños, mientras que los mayores de 65 años son el colectivo con el indicador más bajo (13,7 %).

La desigualdad también aumentó en España, donde el 10 % de los más ricos obtienen una cuarta parte de los ingresos de toda la población, con lo que se coloca en el tercer país europeo, detrás de Rumanía y Serbia, con las diferencias más notables.