El Comercio

El 24% de los asturianos, en riesgo de pobreza

  • Tres de cada diez no pueden hacer frente a un gasto imprevisto y uno de cada diez, encender la calefacción en invierno

La economía sube, pero la exclusión social no se reduce. Esa es la principal conclusión del informe presentado ayer por la Red Europea Contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN). La cifra es demoledora: 254.397 asturianos se encontraban en riesgo de pobreza o de exclusión social en 2015, unos 6.000 más que el año anterior. Representan el 24% de la población regional. Aunque la renta media por persona -que cayó notablemente desde el estallido de la crisis económica en 2009- repuntó en 2015, no se ha cerrado en la misma medida la desigualdad social. Según los datos de 2015, casi tres de cada diez asturianos no puede hacer frente a ningún gasto imprevisto, uno de cada diez no puede encender la calefacción en invierno y cerca de cuato de cada diez no pueden irse ni una semana de vacaciones al año.

La pobreza también se ceba con los mayores. El 41,6% de las pensiones -cerca de 125.000 jubilados-, está por debajo del umbral de la pobreza, situado en torno a los 8.000 euros de ingresos anuales.

Con todo, el Principado se encuentra algo mejor que el resto de España. En situación de pobreza extrema (los que sobreviven con menos de 332 euros al mes) se encuentra el 4,4 % de la población asturiana, 3,2 puntos por debajo de la media nacional.

A la presentación del informe asistieron Víctor García Ordás, presidente de EAPN Asturias; la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, y la concejal de Atención a las Personas de Oviedo, Marisa Ponga. García Ordás expresó que, pese a lo sombrío de las cifras, es positivo el compromiso de las asociaciones y de las administraciones y denunció que la financiación europea solo está llegando a dos de cada diez jóvenes que ni estudian ni trabajan. Por su parte, Varela presumió de que Asturias es la comunidad que sale mejor parada en este examen (exceptuando Navarra y País Vasco, por su particular régimen fiscal) gracias a instrumentos como el salario social, del que se beneficiaron en el último mes 20.000 asturianos. No obstante, coincidieron, es necesario seguir trabajando porque nadie tiene «soluciones mágicas» contra la desigualdad.