El Comercio

Retenciones en la 'Y' por el corte de un carril en Lugones

fotogalería

Retenciones producidas hoy. / Damián Arienza

  • La intervención seguirá hasta mañana, cierra un año de reparaciones en la autopista y se ejecuta sobre el tramo que el ministerio quiere ampliar

Operación de cirugía en el tramo más conflictivo de la 'Y'. Anoche los operarios dispusieron hileras de conos sobre un carril de la autopista, interrumpiendo el paso a lo largo de 950 metros, en la calzada de sentido a Oviedo y provocando las primeras retenciones. Hoy las obras también han causado retenciones durante el mediodía.

  • Corte de tráfico en la 'Y'

Una vez asegurada la zona, con un martillo hidráulico se comenzó a demoler los puntos más deteriorados del firme. Los escombros serán retirados de madrugada, estando previsto que por la mañana se monte la armadura y las hormigoneras echen el nuevo material. Después, solo quedará esperar a que fragüe. Para acelerar el proceso, el cemento y el agua se mezclarán con aditivos que acortan los tiempos de secado. La idea es que a las cuatro de la tarde de mañana pueda abrirse el paso. Además del carril de la A-66, el acceso está vetado en la incorporación de la A-66 desde las glorieta de Lugones (AS-17), lo que genera complicaciones a los movimientos entre La Fresneda, los polígonos industriales de Silvota, Castro, Parque Tecnológico, Asipo, y los que desde ahí tienen por destino la capital o continuar la ruta por la autovía A-64.

La zona es especialmente sensible. Después de la ronda de Oviedo, el segmento Oviedo-Serín es el que más tráfico concentra en toda la región. La estación de aforo ubicada unos metros antes de las obras registró 54.537 vehículos diarios en ambas calzadas en 2014, de los que el 7% eran camiones. La presión es inferior a la que tenía hace diez años, cuando tocó techo con 73.357 circulaciones diarias.

Con todo, la congestión actual bastaba para ejercer de espada de Damocles sobre los planes de Fomento para actuar en el lugar. Las dos obras de reparación anteriores, en las gasolineras de Robledo y San Andrés de los Tacones, se lanzaron entre semana, ocasionando importantes colapsos. Transportistas y usuarios mostraron su malestar, al entender que estas maniobras debían realizarse en fin de semana, a lo que la Dirección General de Tráfico replicó que la legislación lo impide. En realidad, la desaconseja. Bastaba con justificar la necesidad para acogerse a una excepción, como prueban los trabajos actuales.

La reparación es una solución provisional. Aunque el tramo redujo su congestión, Fomento proyecta ampliarlo con un tercer carril, aunque se tomará su tiempo. La Dirección de Carreteras se ofreció a pagar 592.975,2 euros por la redacción del proyecto entre el enlace de Lugones y Matalablima. La convocatoria la hizo publica en junio, dejando abierto un plazo de presentación de ofertas que no concluirá hasta el miércoles que viene. Para abrir los sobres recibidos, todavía se concederá un par de meses más. Luego tardará otros dos más en seleccionar a la ingeniería. A la hora de calibrar las ofertas, la mesa calificará con un máximo de 40 puntos a la calidad técnica de la propuesta y 60 a la que resulte más barata.

20,5 millones a la espera

Los dilatados tiempos de la licitación contrastan con los 14 meses que luego tendrá el adjudicatario para redactar un proyecto de obra con el que ensanchar los primeros 3,79 kilómetros de la 'Y' próximos a Oviedo y que incluyen la zona que ahora se repara. Fomento estima que la obra del tercer carril costará 20,5 millones y ocasionará dos años de tapones y colapsos. Entre las especificaciones técnicas que exige a los ingenieros está la de que dibujen un trazado con velocidad de proyecto de 100 kilómetros por hora, un parámetro técnico que afecta a los radios de curva y pendientes, pero que no supone que, una vez abierto, los vehículos vayan a quedar limitados a esa velocidad.

El eje Lugones-Oviedo es así el más congestionado, el que primero se ampliará, pero dado que la obra no arrancará antes de 2019, el ministerio se ha lanzado a esta operación de reparación. Es la tercera que inicia después de que este periódico detallara en marzo la localización de 116 grietas abiertas sobre el firme de la 'Y'.