El Comercio

Residencias de la tercera edad con unidades de convalecencia

Las consejería de Sanidad y de Servicios Sociales han elaborado un decreto con el que se busca regular y dar peso normativo a la atención sociosanitaria en Asturias. Se prevé que la iniciativa sea aprobada de forma inminente por el Consejo de Gobierno, lo que convertirá al Principado en una de las pocas comunidades en disponer de este tipo de regulación. La atención sociosanitaria va destinada a personas que por sus especiales características o por su situación de vulnerabilidad social pueden beneficiarse de la actuación simultánea y sinérgica de los servicios sanitarios y sociales para aumentar su autonomía, mejorar su calidad de vida, paliar sus limitaciones y facilitar su inclusión social.

Entre las iniciativas previstas por los departamentos de Sanidad y Servicios Sociales está la creación de unidades de convalecencia en las residencias de la tercera edad. Se trata de espacios a los que podrán ser derivados los pacientes mayores o personas en situación de dependencia que tras permanecer ingresados en un hospital requieran de cuidados de enfermería. Se trataría de enfermos que pese a recibir el alta hospitalaria no están en condiciones de volver a su domicilio. En las unidades de convalecencia permanecerían un tiempo determinado hasta conseguir cierta autonomía que les permita regresar a su entorno familiar. El Principado pondrá en marcha una experiencia piloto en la residencia mixta de Pumarín, en Gijón, donde habilitará entre 12 y 24 plazas a lo largo del próximo año. El proyecto se ampliará a otras 75 camas en el resto de áreas.

El decreto de atención sociosanitaria prevé, a su vez, la creación de un Consejo Interdepartamental de coordinación, además de una comisión técnica y equipos de coordinación en cada una de las ocho áreas sanitarias de la región. Se centrará en las personas mayores o en situación de dependencia, los afectados de trastornos mentales graves, ciudadanos en riesgo de exclusión, menores en situación de vulnerabilidad y personas en la fase final de su vida.