El Comercio

Gitpa asesoró a la consejería para que corrigiera la auditoría

Gitpa contrató a una multinacional para auditar la troncal del Occidente, la obra que la propia consejería denunció ante la fiscalía. El auditor tenía 45 trabajadores y seis meses para la labor. La oposición protestó, exigió que fuera Economía quien contratase la pesquisa y el encargo se lo llevó en segunda ronda Arroyo Norte, pese a sus dos trabajadores, limitada experiencia, y único mes de margen. Su primer informe era abundante en faltas de ortografía y errores que la consejería reclamó solventar. El director de Gitpa reconoció ayer que fue él quien propuso los cambios. Un extrabajador acusó además al exgerente de haber pedido a un contratista que hiciera cambios en un muro de una finca de su propiedad. El aludido ha negado los hechos y anticipó que propondrá a su abogado interponer una querella.