El Comercio

María José Abeng demanda a la Consejería de Servicios Sociales

María José Abeng
María José Abeng
  • Un juzgado de Oviedo admite a trámite la querella presentada por la madre biológica del pequeño Juan por desobendiencia a la autoridad judicial

Un juzgado de Oviedo ha admitido a trámite la querella contra la Consejería de Servicios y Derechos Sociales presentada por María José Abeng, madre biológica del pequeño Juan, de cuatro años, que el pasado mes de septiembre volvió a Oviedo para reintegrarse en su entorno familiar materno, en cumplimiento de una sentencia de la Audiencia Provincial, que el Tribunal Supremo ratificó y calificó como «modélica». El menor había vivido en Sueca (Valencia) con unos padres preadoptivos desde que tenía 18 meses.

La demanda fue interpuesta por la abogada de Abeng, Nieves Ibáñez, que pide que la consejera Pilar Varela dé explicaciones por el incumplimiento de la primera sentencia, un auto emitido por la Audiencia Provincial en el que requería la entrega inmediata del pequeño. La letrada de María José Abeng hubo de interponer varias reclamaciones judiciales antes de lograr la devolución del menor. Por otra parte, desde el regreso del niño a la región, María José y su entorno ha sido sometido a diveros examenes psicológicos y de los servicios sociales de la consejería, para controlar el proceso de adaptación de Juan, superando todas las evaluaciones.

Este no es el único frente judicial del caso ya que los padres preadoptivos de Juan anunciaron su intención de recurrir ante el Tribunal Constitucional la ratificación del Supremo de la sentencia de la Audiencia Provincial de Oviedo.

El Pleno de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo emitió un auto a principios de este mes de octubre en el que el alto tribunal desarrollbaa la decisión anunciada el pasado 27 de septiembre de no admitir los recursos de casación presentados por la familia de acogida de Sueca (Valencia) con la que había vivido el menor desde que éste tenía 18 meses, así como los de la Fiscalía de Asturias y la Consejería de Servicios y Derechos Sociales del Principado. Sin pronunciarse sobre el fondo del asunto, reiteraba su constante jurisprudencia de que contra las resoluciones sobre esta materia no caben recursos extraordinarios ante el alto tribunal.

En cualquier caso, el Supremo subrayaba que la "exhaustiva" motivación de la sentencia recurrida es "modélica y ejemplar" y demuestra por sí sola que la revisión del caso en un recurso extraordinario obligaría a una nueva valoración de la prueba practicada. Esta decisión tiene consecuencias directas en el caso de María José Abeng –que fue madre siendo adolescente y estando tutelada por el Principado–, ya que supone que el fallo de la Audiencia Provincial de Asturias con fecha 10 de marzo de 2016 deviene firme. Así, el menor se quedará con su madre biológica si ésta no tiene intención –como ha manifestado en reiteradas ocasiones– de que el proceso de adopción por parte de la pareja de Sueca siga adelante.