El Comercio

El Principado perderá 115.596 habitantes y un 34% de la población vivirá sola en 2031

  • Se prevé un descenso continuado del 1% anual y que el tramo de edad de niños de 0 a 4 años se reduzca más de un 60% en quince años

Seremos menos, porque año a año el número de asturianos que mueren superará con creces al de niños que vienen al mundo. Y el 34% de la población vivirá sola. Es el negro panorama que pintan las estadísticas para la región en un horizonte nada lejano: 2031. Es decir, dentro de quince años. De cumplirse las 'Proyecciones de población' avanzadas ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), para entonces la barrera psicológica del millón de habitantes habrá quedado muy lejos. Porque concluye el INE que la pérdida de población -que afectaría a la mayoría de las comunidades, excepto Madrid, Baleares, Canarias, Murcia, Cataluña y Ceuta y Melilla- se cebaría con Asturias; la región con un mayor descenso relativo en el número de habitantes: del un 11,1%. Le siguen Castilla y León (-10,7%) y Galicia (-8,5%).

Ese descenso continuado de la población, del 1% anual, dejaría al Principado con 925.084 habitantes dentro de quince años. Son 115.596 menos que los que el INE tenía contabilizados el pasado 1 de enero. A principios de año eran 1.040.681.

Una explicación es el escaso relevo generacional. De hecho, en el primer escalón de edad, el correspondiente a los niños de 0 a 4 años, las proyecciones demográficas refieren un descenso del 61%. El crecimiento vegetativo -es decir, la diferencia entre el número de fallecimientos y nacimientos- no solo seguirá siendo negativo -habrá más muertes que nacimientos- sino que se irá incrementando año a año.

También negativo seguirá siendo el saldo migratorio interautonómico, aunque al contrario que en el caso anterior, con el paso de los años este indicador se irá reduciendo hasta alcanzar niveles positivos en 2030.

¿Qué ocurrirá en España en los próximos años? Algo muy parecido. Habrá menos población y más envejecida. El país perderá algo más de medio millón de habitantes en tres lustros (un 1,2%). Y, de mantenerse las tendencias demográficas actuales, dentro de 50 años habrá solo 41,1 millones de residentes, cuando a 1 de enero de este año eran 46,4 millones. Además, las muertes superarán a los nacimientos a partir de 2020 de forma constante. Y en 2030 habrá un tercio más de mayores de 64 años y casi un tercio menos de treintañeros.

Hogares de dos personas

Con menos población, menos hogares. Y lo que es más preocupante, más viviendas con un único residente. En Asturias, éstos pasarán de representar el 29,6% al 34,2%, casi el triple que en el conjunto del país. El número de personas que viven solas en España alcanzaría al 12% de la población en 2031, cuando en la actualidad es del 9,9%. Como ocurre ahora, los hogares formados por dos personas seguirán siendo el tipo más frecuente dentro de tres lustros. Además, Asturias es la comunidad donde más se reducirá el número de hogares: un 4,3% en el plazo de quince años. Es casi el mismo porcentaje en que, por el contrario, se incrementará esta cifra en el conjunto de España, con la excepción, además del Principado, de Castilla y León, Cantabria y País Vasco.

Por último, aumenta la esperanza de vida. Dentro de cincuenta años, la de los hombres superará los 88,5 años y la de las mujeres, los 91,6.