El Comercio

Mercedes Gómez, en el centro asociado de la UNED.
Mercedes Gómez, en el centro asociado de la UNED. / PALOMA UCHA

«La UNED empezará a impartir el grado de Criminología el próximo curso»

  • «En Derecho, el balance del Plan Bolonia es negativo. Me hubiese gustado mantener la licenciatura, pues se salía con mayor preparación»

  • Mercedes Gómez. Decana de la Facultad de Derecho de la Universidad a Distancia

Mercedes Gómez Adanero (Madrid 1954) es profesora titular de Filosofía del Derecho y, desde 2013, decana de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Ayer viajó a Gijón para asistir a la jornada de bienvenida a los alumnos del centro asociado de la UNED en Asturias. Su facultad, con más de 30.000 estudiantes de España y de fuera del país, imparte tres grados: Derecho, Ciencias Jurídicas de las Administraciones Públicas y Trabajo Social.

-¿Contará con más titulaciones?

-Sí, ya le puedo anunciar que a partir del próximo curso la UNED, a través de la Facultad de Derecho, va a impartir el grado de Criminología. Es una titulación impulsada por tres facultades: la nuestra, Políticas y Sociología y Psicología. Ya está aprobado en Consejo de Gobierno y evidentemente, en Asturias se podrá cursar como un grado más.

-La Universidad de Oviedo también cuenta con implantarlo.

-Hay pocas instituciones académicas que ofrezcan este grado, por lo que es posible que se amplíe la oferta. Nosotros no queremos entrar en competencia con nadie. Desde hacía años era una demanda estudiantil.

-¿Tiene salidas prometedoras?

-Los agentes de las fuerzas de seguridad, como la Guardia Civil y la Policía, están muy interesados en recibir esta formación. Y si se recupera la presencia de criminólogos en otras instituciones (ayuntamientos, centros penitenciarios...), tendrá mayores salidas. Desde luego, la demanda ha sido muy elevada. Tendrá 240 créditos (durará, por tanto, cuatro años) y en el último curso habrá una especialización en Psicología, Sociología o Derecho, aunque de momento no hay una denominación específica.

-Hay quien opina que el número de abogados en España es excesivo y que el máster para ejercer regulará la profesión.

-Los colegios profesionales percibían que había muchos abogados que iniciaban su andadura de defensa sin una preparación específica para el ejercicio de la abogacía, algo que sí aportan los másteres. Esta formación procede de los colegios, pero las universidades quisimos estar presentes, porque si hay alguien que puede acreditar la suficiencia de conocimientos somos nosotras. ¿Era necesario el máster? Entiendo que sí, teniendo en cuenta que los grados duran cuatro años y procedíamos de licenciaturas con mayor carga docente.

-¿Qué balance hace el Plan Bolonia?

-En lo que se refiere a la carrera de Derecho, negativo. Qué más hubiésemos querido que volver a la antigua licenciatura... Para otro tipo de titulaciones, es posible que fuera positivo. Para Derecho, en concreto, no. La licenciatura tenía 360 créditos frente a los 240 del grado. Los alumnos salían con mayor preparación.

-Con el elevado número de alumnos que hay en Derecho, ¿hay salidas laborales para todos?

-Salidas hay muchas. Tenga en cuenta que los formamos para ejercer en ámbitos muy diferentes: judicatura, fiscalía, técnicos de la administración... Lo que no hay es trabajo. El acceso a la Administración está complicado y la situación económica y la crisis tampoco ayudan.

Cuatro años garantizados

-¿Siguen a sus titulados? ¿Qué empleabilidad tienen?

-Hacerles seguimiento es necesario para cualquier universidad. Ahora bien, nosotros somos diferentes con respecto a otras instituciones, pues nuestro perfil, que no excluye al de los jóvenes que inician sus estudios superiores, es el de personas que ya tienen una titulación y deciden cursar otra o el de aquellas que, por distintas razones, no pudieron acceder a la Universidad y la UNED se lo facilita. Nuestros alumnos no estudian por tener un trabajo, sino porque quieren formarse. Por eso, nuestro observatorio es diferente, y si se nos compara con otras instituciones, va a dar un resultado desfigurado. Lo que hay que medir es si mejoraron en su puesto de trabajo o si han alcanzado los retos que se propusieron y en su momento no pudieron lograr por motivos sociales o económicos.

-¿Triunfará el modelo 3+2?

-La Conferencia de Decanos de las Facultades de Derecho de las universidades españolas, públicas y privadas, acabamos de reunirnos con los ministerios de educación y Justicia y nos han garantizado que se va a publicar una orden ministerial para que los estudios ya catalogados, los que ya existen, se mantengan en los 240 créditos. La intención es que las nuevas oferten 180. No podía haber graduados con la misma titulación con 240 créditos y con 180. Eso era un disparate y un sinsentido.

-¿Cómo le afecta a la UNED la reválida de Bachillerato?

-Como no realiza las pruebas, no tiene esa incertidumbre acuciante.

-¿Crece el modelo de la UNED?

-Es tan bueno, que hasta nos copian las presenciales, cada vez con más oferta de estudios online. No somos un modelo online, sino una universidad a distancia con carácter semipresencial.