El Comercio

Asturias fomentará la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento

Presentación de la semana de la lactancia.
Presentación de la semana de la lactancia. / PABLO LORENZANA
  • El Principado inicia este lunes la Semana de la Lactancia Materna, una práctica que tiene múltiples beneficios tanto para la madre como para el bebé

La Consejería de Sanidad promoverá la adhesión de los centros de salud asturianos a la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN), una propuesta conjunta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef para animar a los centros sanitarios a adoptar prácticas que promuevan y apoyen la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento.

Así lo ha explicado este lunes el director general de Salud Pública, Antonio Molejón, en la rueda de prensa en la que se han presentado los actos más destacados de la Semana de la Lactancia Materna, que se desarrollará en Asturias desde hoy hasta el 31 de octubre.

En el acto han participado también la presidenta de la asociación Amamantar Asturias, Elena Herrero; la presidenta de Unicef-Asturias, María José Platero, y el presidente de la Asociación Asturiana de Atención Primaria, Juan Ignacio Pérez Candás.

El proyecto Centros de Salud IHAN (CS-IHAN) proporciona al personal sanitario un programa de acreditación basado en la evidencia científica que facilite la tarea de apoyar el mantenimiento y aumentar la duración de la lactancia materna a través de siete pasos.

Estos criterios, aprobados como estándares de práctica clínica, ayudarán a mejorar la calidad de la atención a las madres y los lactantes. Para lograr la acreditación se requiere, además, que las prácticas del centro de salud sean consecuentes con el código internacional de comercialización de sucedáneos de la leche materna y que demuestre una mejora en sus cifras de lactancia tras la implantación de la estrategia.

En la actualidad, el 34 por ciento de los neonatos asturianos sanos se alimenta con leche materna exclusivamente en el cuarto mes de vida. El porcentaje disminuye a partir de esta edad, si bien la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva por un mínimo de seis meses y complementada con otros alimentos hasta los dos años de edad.

"La lactancia materna es la mejor forma de alimentación de los neonatos y se asocia a un desarrollo óptimo de los bebés en altura y peso en todas las razas y latitudes del mundo. Además, favorece una mayor inteligencia emocional y cognitiva, además de reducir el riesgo de enfermedades infecciosas y crónicas en el adulto", señalan en nota de prensa desde el Principado.

Las ventajas de la lactancia materna incluyen beneficios para la madre, ya que rebaja el riesgo de enfermedad cardiovascular o la depresión postparto, y está vinculada a la disminución del riesgo de fracturas de cadera y espinales por osteoporosis posmenopáusica. También ayuda a prevenir el cáncer de mama y ovario, facilita la involución uterina y la recuperación del peso normal tras el embarazo, aumenta la confianza, la autoestima y la seguridad de las mujeres y genera ahorro económico y de tiempo, puesto que la leche materna no necesita preparación.

"Se trata, en definitiva, de una fuente de nutrición sostenible, saludable, viable, no contaminante y no depredadora de recursos", ha destacado el director general de Salud Pública.

La Consejería de Sanidad promueve esta práctica y hace un llamamiento a los servicios sanitarios, sociales y educativos, así como a las empresas, para que faciliten la información adecuada y eliminen las barreras que impiden generalizar la lactancia materna como hábito de salud y fuente de desarrollo. En este sentido, el Principado ha publicado este año la Guía de embarazo, parto y lactancia para las mujeres y la Guía profesional para la educación maternal-paternal del embarazo y el parto, que ofrecen una información adecuada para fomentar este hábito. Ambos documentos se pueden consultar en los siguientes enlaces: