El Comercio

El caso de la TDT reproduce anomalías ya reprobadas

Los consejeros de Industria que hubo entre octubre de 2013 y diciembre de 2015 rubricaron 156 contratos menores a la misma empresa para que mantuviera los repetidores de la TDT. La administración alega que fue necesario para cubrir el servicio hasta que se convocara un concurso público. El informe de la Inspección General de Servicio sobre la vigilancia de los edificios públicos ya reprobó en 2014 un argumento similar. Desde enero la empresa trabaja sin contrato firmado, situación que Inspección tachó de «irregular» en las cuatro obras lanzadas en el ínterin del cambio de Gobierno, en 2012.