El Comercio

El HUCA tiene una de las esperas más bajas para una reconstrucción mamaria

  • En el Central la demora es de 66 días, un tiempo que contrasta con los cinco años que hay en Granada. Los expertos critican que la cirugía no sea inmediata

Los plazos para una reconstrucción mamaria tras una mastectomia (extirpación del pecho) derivada de un cáncer de mama «son inaceptables». Lo dice y lo advierte la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) en el primer informe en el que compara por hospitales los tiempos a los que debe enfrentarse una mujer a la que por causa de un tumor le han tenido que extirpar uno o los dos pechos. La demora varía, y mucho, según la comunidad en la que viva la paciente. Así, una asturiana que se opere en el HUCA, en Oviedo, tendrá por delante un plazo de 66 días de media para conseguir una reconstrucción mamaria, sin embargo, una andaluza que esté adscrita al Hospital Universitario Virgen de las Nieves, en Granada, deberá aguardar hasta cinco años, un tiempo que la entidad considera del todo «reprochable».

Aunque lo deseable, según los expertos, es que la intervención de reconstrucción «se realice de forma inmediata», Asturias no sale tan mal parada. Sus dos meses de espera en el HUCA se enmarcan como uno de los plazos menos dilatados del país. Los hospitales que mejor ratio presentan (un mes) están casi todos en Madrid. La excepción es el Doce de Octubre, con demoras de uno a dos años.

El informe realizado sobre las listas de espera apunta que en el HUCA hay diez cirujanos plásticos y que no existe reconstrucción mamaria diferida. Los responsables de la Secpre subrayan, además, las enormes diferencias que hay, no solo entre comunidades autónomas, sino entre los hospitales públicos de una misma ciudad.