El Comercio

El Principado rehusó investigar la denuncia de una funcionaria contra el Gitpa

Alberto Pérez Cueto, en la comisión de investigación.
Alberto Pérez Cueto, en la comisión de investigación. / MARIO ROJAS
  • La remitió a la fiscal y luego pasó trece meses esperando su decisión. Los exgerentes solicitan al juez que archive el caso y el PP trata de personarse

En noviembre de 2014 la jefa de servicio de Telecomunicaciones del Principado emitió un informe con supuestas anomalías en la empresa pública Gitpa. «Aportaba unos datos preocupantes y finaliza estimando que no son irregularidades administrativas sino ilícitos penales», recordó ayer Isabel González Cachero, jefa del servicio jurídico. La autora elevó el estudio a la secretaria general de la consejería, una alta funcionaria que es «el máximo asesor jurídico en cada consejería», según definió González Cachero. La receptora quedó «alarmada, nos preguntó qué hacer, y dijimos que enviarlo a la fiscalía», indicó la letrada. Es así como el 28 de aquel mes nació el 'caso Gitpa'.

El Principado no verificó la denuncia ni tomó iniciativa alguna hasta que el 14 de enero pasado el Juzgado de Instrucción les invita a personarse. Habían pasado trece meses y 17 días. «Es mucho tiempo, en absoluto es habitual que pase tanto», admitió Cachero. «¿Nadie hizo nada por clarificar el asunto en el Principado?», reprochó en la comisión de investigación, el diputado del PP José Agustín Cuervas-Mons. «¿Nadie contrastó el informe? ¿No hizo ningún análisis el servicio jurídico? ¿No se le pidió a Inspección General de Servicio que mirara el tema?», requirió Lorena Gil, de Podemos. La letrada dijo que no. «¿Hay alguien del servicio jurídico siguiendo lo que están diciendo diversos testigos en esta comisión?», planteó Pedro Leal, de Foro. La compareciente rechazó que se hiciera de forma sistemática el asunto. «Vemos lo que dice la prensa nada más; puedo ver algún vídeo si tengo ese exceso de celo», dijo.

González detalló que tras leer el informe original, evitó contactar con el Gitpa «porque iban a ser contra los que actuáramos». Con la causa en el juzgado, los dos exgerentes pudieron dar su versión como investigados y «han aportado documentos en contra de la denuncia». Han solicitado al juez el archivo de la causa, el instructor ha solicitado a la fiscalía que aclare si está conforme, y el PP está tratando de personarse.

También declaró el ex director general Alberto Pérez Cueto, quien confirmó que sus técnicos y los del Gitpa estudiaron juntos el presupuesto y diseño de la troncal occidental, la obra que desató toda la polémica. Todos acordaron que la mejor solución era echar el cable por las vías de Feve, pero rehusaron especificarlo en el pliego «por si alguien encontraba una mejor alternativa».