El Comercio

El aeropuerto volará este invierno a dieciséis destinos y pondrá a la venta 700.000 pasajes

gráfico

Un avión de Iberia Express, la línea de bajo coste del grupo IAG, en la pista del aeropuerto de Asturias. / PATRICIA BREGÓN

  • Por vez primera, la terminal mantiene casi todas las rutas estivales, incluso Volotea adelanta a febrero los vuelos a Menorca e Ibiza

El aeropuerto de Asturias clona el verano. Hoy, domingo, como el resto de terminales españolas, estrenará su cartelera de invierno. La que estará en vigor hasta el 26 de marzo de 2017 y que, habitualmente, supone una merma en el número de rutas y frecuencias respecto al estío. Sin embargo, en esta ocasión será casi idéntica a la veraniega. Por primera vez en su historia, tal y como adelantó EL COMERCIO, el aeropuerto asturiano casi consolida las rutas estivales. Como cada invierno, desaparece la posibilidad de viajar a Ginebra, operada por EasyJet, y a Fuerteventura, pero se mantienen el resto de opciones veraniegas. Por ejemplo, habrá conexiones con todos aeropuertos de Baleares, incluso con Ibiza, a la vez que Canarias seguirá siendo un destino semanal: habrá vuelos con Tenerife, Lanzarote y Gran Canaria.

En total serán 16 destinos. Doce de ellos nacionales: Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Valencia, Alicante, Mallorca, Menorca, Ibiza, Lanzarote, Tenerife y Gran Canaria. Los otros cuatro, internacionales: Londres, Lisboa, París y Venecia. Aunque, realmente, la ruta británica es triple -Iberia Express aterriza en Heathrow; Vueling lo hace en Gatwick, mientras EasyJet mantiene sus vuelos a Stansted- mientras que la italiana se limita a la Navidad. Serán casi 700.000 pasajes puestos a la venta por ocho compañías: seis españolas (Iberia, Iberia Express, Vueling, Air Nostrum, Volotea y Air Europa), dos extranjeras (EasyJet y Tap) y solo tres sin subvención (Air Europa, EasyJet y Tap).

10,5 millones en subvención

El crecimiento, que roza el millón de viajeros en nueve meses, con más de 600 nuevos pasajeros cada día, está basado en los contratos de promoción turística. De las arcas regionales salen 10,5 millones con los que se han mejorado rutas como la de Madrid, donde ahora Iberia tiene como competencia a Iberia Express, y la de Londres, que es triple, o directamente se han implantado, como ocurre con todas las que ofrece Volotea: Sevilla, Málaga, Alicante, Valencia, Mallorca, Menorca, Ibiza y Venecia.

De los 10,5 millones en juego, el gigante IAG, el nacido de la fusión de British e Iberia y que suma a Air Nostrum, Iberia Express y Vueling, recibe 7,2 millones en dos contratos de promoción turística. El más voluminoso, de 6,2 millones, lo comparten las aerolíneas de IAG con ALSA y Viajes El Corte Inglés. El más reciente, de 1,2 millones, se lo reparten solo Vueling e Iberia Express, que ganaron la licitación para mejorar las conexiones con Londres y París. Aunque la británica ya está en vigor desde el 24 de mayo pasado, Vueling sigue limitando la gala a los dos vuelos semanales que ya ofrece desde hace años. La tercera conexión no se prevee hasta primavera.

Por su parte, Volotea recibe 3,2 millones del Principado, a los que suma 700.000 euros de los ayuntamientos y cámaras de Gijón, Oviedo y Avilés, además de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade). Le pagaron ayuntamientos y empresarios para que abriera en el aeropuerto de Asturias la primera y, de momento, única base española. El Principado condicionó su aporte a rutas con Italia y Alemania. La primera se centra en Venecia, que operó en verano y ahora reduce a Navidad, mientras que la ruta germana no llegará hasta mayo de 2017, cuando comiencen las dos frecuencias semanales con Múnich. Para compensar, mantiene el resto de sus rutas todo el invierno. Adelanta a febrero Menorca e Ibiza. Unas frecuencias que multiplicará tras el 26 de marzo. Cuando ya sea verano en el aeropuerto.