El Comercio

La intensa niebla afecta a diez vuelos y complica el tráfico en las carreteras

  • Cinco conexiones aéreas han sido canceladas y otras cinco desviadas porque la visibilidad en la pista del Principado era «inferior a los cien metros»

  • La DGT advierte de visibilidad reducida en un tramo de 86 kilómetros en la A8

Un total de nueve vuelos con salida o destino en el Aeropuerto de Asturias se han visto afectados por la intensa niebla que cubre la pista, donde la visibilidad es "inferior a los cien metros", según informa el portal AeroAsturias. La situación ha obligado a cancelar cuatro vuelos y desviar otras conexiones.

El vuelo Mallorca-Asturias de Iberia ha sido desviado a Santiago y el enlace de regreso ha sido cancelado. También ha sido desviado al aeropuerto gallego el vuelo Alicante-Asturias. El vuelo Londres-Asturias de EasyJet, por su parte, ha dado la vuelta sobre el canal de la Mancha y ha regresado al aeropuerto británico y el vuelo Asturias-Londres ha sido cancelado.

La conexión Madrid-Asturias de Iberia ha regresdo a Madrid cuando sobrevolaba Oviedo porque las condiciones meteorológicas impedían la visibilidad para el aterrizaje. Por su parte, el vuelo a la capital previsto para las 9.30 horas de este lunes ha sido cancelado cancelado, "ya que el avión debería haber pernoctado en Asturias", explican desde el portal.

Los viajeros se concentran ante los mostradores de las aerolíneas en el aeropuerto de Asturias.

Los viajeros se concentran ante los mostradores de las aerolíneas en el aeropuerto de Asturias. / Rafael Forné.

También se han visto afectados el vuelo de Vueling París-Asturias, que ha sido desviado a Madrid, y las líneas entre Asturias y Barcelona. La que salía de la Ciudad Condal a las 20.10 horas se ha programado para mañana a las 9 horas y la que debía partir de Asturias a las 22.15 horas de este domingo se ha programado para las 11 horas de este lunes.

La escasa visibilidad también ha afectado durante todo el día al tráfico aéreo en aeropuertos como Bilbao o Santander.

La circulación por carretera también se ha visto condicionada por la intensa niebla que cubre la costa asturiana. La Dirección General de Tráfico (DGT) advierte de que la visibilidad es muy reducida a lo largo 86 kilómetros en el trazado occidental de la autovía del Cantábrico (A-8). En concreto, entre los kilómetros 420 y 506.